CIUDAD DE MÉXICO., 10 de junio de 2021.- Un grupo de manifestantes arribaron a la casa del expresidente Luis Echeverria como parte de las protestas por el 50 aniversario de la matanza estudiantil del 10 de junio conocida como el halconazo. 

Los manifestantes  realizaron pintas y colocaron leyendas en las que acusaban de asesino al expresidente en su casa de la calle de Magnolia, en la colonia de San Jerónimo Lídice, alcaldía Magdalena Contreras, en la zona sur de la Ciudad de México.

David Roura reclamó que durante medio siglo ninguna administración federal haya tenido interés por esclarecer y castigar los hechos en los que perdieron la vida estudiantes el 10 de junio de 1971.

«Seguimos resistiendo, porque igual este señor se va ya, tiene dos años y medio y no sabemos a quién le puede echar la culpa de que no han movido un solo dedo para este caso», aseveró Roura en alusión a la administración del Presidente López Obrador y los recursos que han interpuesto ante la Fiscalía General de la República, los cuales no han obtenido respuesta.