TAPACHULA, Chis., a 18 de diciembre de 2018.- Migrantes centroamericanos que se encuentran, realizando trámites en busca de refugio en México, dieron a conocer que viven a la voluntad de dios, debido a que no cuentan con trabajo y sus trámites ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) van muy lentos.

dav

Abraham, ingresó el pasado 21 de octubre con la primera oleada masiva de migrantes hondureños que burló las autoridades migratorias, sin embargo, decidió quedarse en Tapachula para realizar sus trámites ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

dav

Al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el migrante le pidió que tenga compasión de los centroamericanos y que brinden solución rápida a sus trámites o en su caso trabajo para poder sostener a su familia.

Como Abraham, existen cientos de migrantes del Salvador, Honduras, Guatemala y de Nicaragua que mantienen saturado las oficinas de la Comar en busca de refugio o en su caso visas humanitarias para poder empezar a trabajar en el país.

Los centroamericanos, demandan respuesta a la Comar, porque ya está por cumplir su periodo que marca la Ley migratoria para abandonar el país, por ello, piden que se agilicen sus trámites.

Recordó que el pasado Comisionado Nacional de Migración (INM), Gerardo García Benavente, les dijo que el proceso seria rápido en 45 días hábiles, sin embargo, ya llevamos más de 60 días y las autoridades no, nos han tomado en serio

Abraham, viene acompañado de su familia, entre ellos tres menores de 2, 4 y 5 años

En la Comar, también se encuentra Mauricio “N”, cumplió 6 meses realizandotrámites de refugio y ya se le vencieron dos constancias de 45 días hábiles.

Para sobrevivir ha buscado siete empleos, los cuales los ha perdido porque ha tenido que acudir a la Comar, para realizar su trámite y la instancia federal, no ha podido resolver su estatus como refugiado.