TAPACHULA, Chis.,7 de diciembre de 2019.- Este viernes, los migrantes africanos de al menos 15 países que habían permanecido a las afueras de la estación migratoria siglo 21 levantaron sus casas de campaña, luego de haber recibido tarjetas de residencia permanente.

Los extranjeros permanecieron desde hace unos cuatro meses en el campamento, en busca de oficios de salida y posteriormente tarjetas de residencia permanente que les permitirá dejar Tapachula para trasladarse a la frontera norte. Salva de la Cruz, del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, dio a conocer, que ahora los migrantes han dejado el campamento y ahora podrán seguir su camino, tras pasar una larga travesía.

“Después de esta aventura que ha durado meses y en ocasiones hasta años muchos salieron de los países como República de El Congo, Angola y Mauritania, haciendo un viaje peligrosísimo cruzando todo Centroamérica y América del Sur, después de soportar el maltrato de migración muchos parten hoy al norte del país, porque es una población que no quiere estar en Chiapas” Añadió que todavía queda una población que no tiene solución, por lo que tendrán que esperar.

Funcionarios de Migración, del Grupo Beta y de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), verificaron que el campamento ya fue levantado, esto tras haber regularizado la situación de los migrantes entre ellos niños, hombres y mujeres embarazadas.

El campamento de migrantes extracontinentales se instaló desde agosto de este año, y se mantuvieron hasta este seis de diciembre, espacio en el que menores migrantes, adolescentes, jóvenes, mujeres y hombres, estuvieron en la espera que las autoridades migratorias definieran su situación.

En los más de cuatro meses que estuvo el campamento, en varias ocasiones, los migrante extracontinentales se enfrentaron a elementos de la Guardia Nacional (GN), que mantuvieron la seguridad en el recinto, además de realizar marchas en busca de ser atendidos por las autoridades. En la parte externa del inmueble se puede apreciar algunos nailos, colchonetas, restos de ropa, basura, piedras y algunos trastes que quedaron del grupo de migrantes que dormía en ese lugar.

Las autoridades del INM mantienen activo un módulo de atención en las afueras de la Estación Migratoria Siglo 21, porque permanece un grupo de unos 200 africanos que recientemente llegaron en busca de documentos. Asimismo, se pudo observar a más de una decena de elementos de la Guardia nacional, que permanecen en el acceso principal de la estación migratoria brindando seguridad.