TAPACHULA, Chis., 25 de octubre de 2021. A los migrantes de la quinta caravana de extranjeros, los recibió un fuerte aguacero al ingresar al municipio de Huixtla.

A pesar de la fuerte tempestad, los viajeros no frenaron su avance, por lo que aceleraron la marcha para avanzar sobre toda la avenida central, a pesar de la fuerte precipitación pluvial.

A las 6:40 de la mañana los migrantes salieron de Huehuetán, tras haber descansado la tarde-noche del pasado domingo.

Las miles de personas emprendieron la travesía ya que no encontraron los trámites administrativos del Instituto Nacional de Migración en Tapachula y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

Además, destacó que llevan mas de mil 200 niños y cerca de 80 mujeres embarazadas “para que le diga al gobierno federal que no se meta con nosotros porque vamos dispuestos a todo”, indico.

Aunque cansados por la insolación y la deshidratación, los migrantes apenas han caminado cerca de 30 kilómetros de Huehuetán – Huixtla.

Al llegar al domo municipal ubicado en la salida de Huixtla, los migrantes recibieron agua en bolsas y naranjas para poder mitigar el cansancio.

Aquí descansarán para continuar su caminata a las 8:00 de la mañana con rumbo al municipio de Villacomaltitlán.

En el tramo carretero Huehuetán – Huixtla, el Instituto Nacional de Migración (INM) ha instalado retenes para revisar a vehículos de los transportes públicos para evitar que los integrantes de la caravana puedan burlar a las autoridades mexicanas.