CHIAPAS, Chiapas, 15 de junio de 2019.- En el año 2005 el gobierno de Chiapas ordenó la donación de un terreno a favor de la Federación Mexicana de Tenis en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, pero, en agosto de 2018, la administración de Manuel Velasco Coello revocó el decreto para recuperar el inmueble, a pesar de que ya no se trata de un simple terreno baldío, sino de un área de formación deportiva.

Con una superficie de 20 mil 200 metros cuadrados, la donación hoy alberga el Centro Nacional de Tenis de Chiapas, construido por la federación para sembrar los futuros profesionales del deporte. 

Siendo así que, José Antonio Flores Fernández impugnó, obteniendo sentencia favorable para que dicho inmueble vuelva a ser propiedad de la Federación.

Como en un Grand Slam, la federación logró recuperar el inmueble que injustamente el anterior gobierno, encabezado por Manuel Velasco Coello y el pleno de la entonces sexagésima sexta legislatura del Congreso del Estado de Chiapas les había quitado al emitir el Decreto 261 mediante el cual ordenaban la reincorporación al patrimonio del estado de Chiapas del inmueble que fue materia de desincorporación a través del decreto 177 donde se ordenó la donación pura en favor de la Federación Mexicana de Tenis y que fue materia con antelación de protección constitucional.