ZAPOPAN, Jal., 10 de febrero de 2019.- Pilotos, controladores de vuelo, personal de mantenimiento, entre otros, celebran este domingo el Día de la Fuerza Aérea Mexicana, la cual fue constituida hace 104 años. Esa es una institución en la que son pocas las mujeres que ingresan y egresan, sin embargo en los últimos años ha ido en aumento la solicitud de ingreso de mujeres al Colegio del Aire, con el fin de salir con una carrera relacionada con actividades de esa área de las Fuerzas Armadas del país.

Sobre ese aumento en la demanda de solicitudes de ingreso, el subdirector del Colegio del Aire, general de grupo piloto aviador Diplomado de Estado Mayor Aéreo, José Manuel García Baena indicó la cantidad de alumnos con que cuentan.

En la escuela de aviación se lleva el curso de piloto aviador en el cual hay 484 discentes. En la escuela de mantenimiento y abastecimiento se imparten cursos como de mantenimiento de aviación, electrónica de aviación y de abastecimiento, así como de armamento aéreo, en donde hay 481cadetes.

Mientras que en la de especialistas de Fuerza Aérea, se lleva a cabo el de controlador de vuelo y de meteorología hay 323, siendo un total de mil 288 discentes.

Señala que anualmente va en aumento la cantidad de mujeres que meten solicitud de ingreso a ese instituto, actualmente en la escuela de aviación hay un total de 25 mujeres cadetes y 97 en la escuela de especialistas.

El mando militar señaló que principalmente es por desconocimiento que las mujeres no ingresan a ese instituto armado.

“Tal vez les hace falta información las jóvenes que se incluyen al sistema educativo militar están muy interesadas tienen muchos deseos de superarse dentro del medio militar entonces tal vez a ella les hace falta un poco más de información”, expresó García Baena.

La cadete de tercer año, Brenda Citlali García López, es una de las pocas mujeres que actualmente cursan una carrera de piloto aviador. Ella se encuentra en su tercer año y en 18 meses más egresará.

Detalló el motivo por el que le nació el sueño de pertenecer a esa institución: “creo que es una buena oportunidad que tenemos las mujeres de resaltar en un buen caso en este medio.

Creo que es una buena oportunidad de poner en alto al sexo femenino como al Colegio del Aire”.

Asimismo explicó cuáles son sus actividades cotidianas: “en día de vuelo, nos levantamos, pasamos lista, vamos al comedor, de ahí nos alistamos para vuelos, nos cambiamos de overol, agarramos nuestras cosas y nos vamos a las prácticas de vuelo real y de vuelo simulado”.

Hasta el momento todas sus expectativas han sido cumplidas, aunque a veces le dan ganas de regresar con su familia al Estado de México, pero valen la pena los sacrificios.

Relató cuál fue el sentir de su papá cuando le manifestó su deseo de ingresar al Colegio del Aire: “Me apoyó mucho, mi papá se siente orgulloso de mí, me dice que le eche muchas ganas, que no me rinda y que va a estar apoyándome tanto en las buenas, como en las mala”.

Ella es la primer miembro de su familia que ingresa a esa institución. Todos los días los cadetes en el Colegio del Aire y Fuerza Aérea realizan diversas actividades de profesionalización que les permiten no sólo cumplir sus sueños poner el nombre de México en alto.