OTHÓN P. BLANCO, QRoo, 6 de octubre de 2019.- La Fiscalía de Quintana Roo ha mantenido hermetismo, luego de que se conoció que una familia que se encontraba en el rancho Ubre Blanca, localizado en el entronque a la comunidad de Reforma, fue atacada por un comando de nueve sujetos, uno de los cuales perdió la vida cuando fue repelida la agresión.

Trascendió que en un camino de terracería fueron encontrados una gran cherokee, color blanca, blindada; un mazda X5, modelo 2016, color blanco y un platina, color blanco, los cuales fueron asegurados por elementos de la policía.

De acuerdo con las versiones, ya que hasta el momento la Fiscalía de Quintana Roo no ha informado más al respecto, un comando formado de nueve sujetos -entre los que se encontraban personas vestidas con ropa militar y chalecos antibalas- rodeó el rancho Ubre Blanca, donde se encontraba un sujeto identificado con las siglas S.M.V. junto a su esposa, hermano, cuñada, una prima y dos de sus trabajadores, y comenzaron a disparar desde varias posiciones.

El propietario del rancho y sus acompañantes lograron refugiarse debajo de un fogón y desde ahí lograron repeler la agresión. Como resultado del intercambio de disparos uno de los sicarios -que portaba ropa militar y chaleco antibalas- perdió la vida y junto al cadáver se localizó un arma calibre R-15.

En los momentos de la refriega, el propietario hizo contacto telefónico con el número de emergencia 911 para solicitar auxilio.

Al cesar los disparos, el propietario del rancho subió junto con el grupo de mujeres a la camioneta blindada mientras que su hermano lo hizo en otro de los vehículos para salir de la zona de tiroteo.

En su trayecto por la carretera federal hicieron contacto con los elementos de la policía. Hasta el momento las corporaciones policiacas mantienen hermetismo sobre el hecho.