CIUDAD DE MÉXICO, 6 de octubre de 2019.- Ante el actual campeón de la Premier League, Manchester City, Raúl Jiménez no anotó, pero creó dos jugadas de alto nivel para darle la victoria a Wolves de visitante.

A los 19′, Raúl recuperó un mal retraso del equipo rival, apenas pasando media cancha, avanzó a velocidad, dribló a un defensa, disparó y otro oponente, barriéndose, le tapó; ufff.

Mientras Manchester City atacaba con todo, por el centro y las bandas, Wolverhampton se replegaba y salía, pocas veces, al contragolpe, pero ninguno creaba situaciones claras de gol.

En la segunda parte, la situación se agudizó, uno atacando y otro defendiendo, pero los Ciudadanos, aunque provocaron el tira-tira varias veces, fallaban en el toque final y no podían abrir, del todo, a la defensa rival.

Al 80′, Raúl Jiménez mostró su categoría, el gran momento futbolístico que vive, su velocidad, talento e inteligencia: tomó el balón en su campo, en tres cuartos de cancha, avanzó a velocidad, hizo túnel a Otamendi y tocó raso para Traore, quien solo, entrando al área, fusiló al portero Ederson para el 1-0 final.

Y al minuto 95, Raúl volvió a mostrar su capacidad, cuando, poco antes de medio campo, filtró de tres dedos, otra vez, para Traore, quien clavó, fácil, el 2-0 final.