TAPACHULA, Chis,.30 de noviembre de 2018.- Los migrantes que se han quedado de las caravanas han empezado a causar afectaciones en el primer cuadro del centro, donde no se cuenta con presencia de elementos para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

 A don Arturo Estrada Pérez,de actividad aseador de calzado desde hace varios años, se encontró con su mobiliario y silla de bolear llena de excremento y sucia, lo que obligó limpiar y asear perdiendo varias horas de su actividad.

 El bolero, ubicado a unos cuantos metros de la presidencia, urgió al presidente municipal, Óscar Gurría Penagos, poner orden en el centro porque no solo daña a los ciudadanos, sino también la buena imagen de la ciudad.

 ” Los migrantes en lugar de contribuir con los ciudadanos vienen a destruir por ejemplo en el parque hay vándalos que vienen a destruir el ornato del parque hacen sus necesidades fisiológicas sin que nadie los regule”

 Estrada Pérez, refiere que la población ya no acude al primer cuadro del centro por la inseguridad y por la presencia de los centroamericanos que no se comportan y realizan actividades ilícitas en perjuicio de las personas que llegan a trabajar de manera honesta para llevar el sustento a sus familias.

 Asimismo, apuntó que como boleros han encargado a migrantes e intercambiado palabras por el mal comportamiento de los extranjeros.

 Algunos migrantes se dedican a consumir alcohol y fumar marihuana, afectando a los población local, afectando los derechos humanos de los Tapachultecos sin que nadie ponga orden en el centro.