GUADALAJARA, Jal., 18 de diciembre de 2021.- Este día se cumple un año del homicidio del exgobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, una tragedia que cimbró la vida política del Estado y expuso la seguridad y vulnerabilidad de un destino turístico como Puerto Vallarta. Aquel 18 de diciembre de 2020 Jalisco despertó con la noticia del asesinato Aristóteles, un joven político de extracción priista que llegó a gobernar una de las ciudades (Guadalajara) y Estados (Jalisco) más importantes del país. Su muerte, hoy en día sigue impune, a pesar de que para el actual gobernador Enrique Alfaro Ramírez el caso está resuelto. UNA NOCHE ENTRE AMIGOS  Fue la noche del 17 de diciembre de 2020, cuando Jorge Aristóteles llegó acompañado de otra persona al restaurante-bar Distrito 5, ubicado en el corazón la zona hotelera norte de Puerto Vallarta, ciudad que se jacta de ser una de las más seguras del país; sin embargo, en ella se han consumado hechos y detenciones de alto impacto. Al paso de unos minutos, al lugar llegaron dos personas más: una mujer y un hombre, con quien Sandoval Díaz estuvo conviviendo largas horas. LE DAN POR LA ESPALDA  Fue alrededor de la 1:40 de la madrugada, ya del 18 de diciembre, cuando el exmandatario se levantó de la mesa y se dirigió a los sanitarios del lugar, ubicados al exterior y en la segunda planta del complejo gastronómico donde se encuentra el Distrito 5. Aparentemente, al salir del sanitario fue atacado a tiros por la espalda. Existen hipótesis que fue una mujer de pelo rubio la que le disparó casi a quemarropa; existen otras que fue un sujeto que era acompañado de la mujer el que le disparó. A pesar de que Sandoval Díaz gozaba de protección oficial, esa noche, solo un par de escoltas le acompañaban, pues tenía a su cargo más de una decena, según datos de la Fiscalía del Estado. Tras el mortal ataque, amigos y escoltas de Aristóteles trataron de llevarlo a un hospital; sin embargo al exterior les esperaba un comando armado que comenzó a disparar con armas de grueso calibre, logrando herir a uno de sus escoltas, en tanto que el caos y la confusión reinó en el sitio. Luego de la refriega, Jorge logró ser llevado al nosocomio privado San Javier (ahora Joya), pero luego de su arribo se confirmó su fallecimiento. Al sitio llegó la policía vallartense, muchos minutos después, y a pesar de que la zona existen cámaras de videovigilancia, éstas no funcionaban, en tanto que al interior del bar, el personal limpió por completo, borrando toda evidencia y desapareciendo los videos del sistema de seguridad interno del lugar. CONFIRMAN SU MUERTE  Fue el gobernador Enrique Alfaro Ramírez quien a las 03:24 horas, confirmó vía Twitter el fallecimiento de Sandoval Díaz, ordenando el traslado de todo el gabinete de seguridad, encabezado por el fiscal Gerardo Octavio Solís Gómez, hacia Puerto Vallarta e iniciar las investigaciones. Tras el asesinato de Aristóteles Sandoval, el lugar fue a asegurado y por varios días estuvo lleno de agentes de investigación, en tanto que elementos del Ejército y la Marina resguardaban la zona, así como el resto de la Plaza Gourmet y así duró durante varios días.  Posteriormente y de manera paulatina, la Fiscalía Estatal de Jalisco fue liberando los establecimientos que fueron abriendo al público después del 8 de abril. DETIENEN A EMPLEADOS Entre diciembre de 2020 y enero de 2021, la Fiscalía Estatal detuvo y vinculó a proceso a 13 empleados del restaurante-bar Distrito 5, luego de haber borrado toda evidencia de la escena del crimen. Uno a uno fue siendo detenido, algunos de manera directa y otros –aseguran- con engaños. Abner Abraham (N), Alonso (N), Oscar (N), Looth (N), Christian Jhovanny (N), José Everardo (N), Alexis Omar (N), Edgar (N), Juan Orlando (N), Alex (N), Iliana (N), así como la capitana de meseros Cassandra (N) y la encargada de relaciones públicas del restaurante, María del Rocío (N), fueron vinculados a proceso. De la misma manera, a dos días del asesinato, Raúl (N) fue detenido en un complejo habitacional de alta plusvalía de Puerto Vallarta, ubicado a unos metros de donde se cometió el crimen. El sujeto, fue imputado por intento de soborno, al “ofrecer una fuerte cantidad de dinero” a los agentes de la Policía de Investigación para dejarlo ir.  SALEN LIBRES  Bajo los beneficios que otorga la ley y tras una serie de protestas en la ciudad por parte de sus familiares, para el mes de febrero, los 13 empleados del restaurante-bar detenidos, conmutaron su sentencia de 29 días en prisión por el pago de una multa de cuatro mil pesos, al considerar que “el delito no era grave”, por lo cual fueron puestos en libertad. A principios de marzo, la Fiscalía del Estado informó que el Distrito 5 ya había sido desasegurado y pronto los dueños le quitaron el nombre y dejaron el lugar solo. Para el 2 de septiembre, se dio a conocer que Raúl (N) fue puesto en libertad “por suspensión condicional del proceso”, al someterse a un proceso abreviado OFRECEN RECOMPENSA Y LA RETIRAN  El 13 de enero la Fiscalía de Jalisco dio a conocer la disposición de una bolsa de un millón de pesos por información que pudiera llevar a la localización de un hombre y una mujer señalados como los autores materiales del asesinato. El 5 de febrero el fiscal estatal dio a conocer que el juez de control que tomó el caso emitió sendas órdenes de aprehensión para lograr la captura de los presuntos autores intelectuales, por lo que la recompensa fue retirada. CASO RESUELTO En recientes declaraciones, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, al ser cuestionado acerca de los avances del asesinato de su antecesor, aseguró que el caso ya está resuelto, aunque solo falta detener a los responsables. “Se ha identificado a los responsables, hay órdenes de aprehensión giradas, es un asunto que está resuelto en términos de quiénes son los responsables y se están buscando, esperando poder detenerlos y hacer justicia”, dijo el mandatario. A un año no hay detenidos y el móvil del crimen no se sabe.