COATLÁN DEL RÍO, Mor., 13 de mayo 2019.- Trabajadores administrativos y personal de seguridad y custodia se manifestaron esta mañana en el Centro Federal de Reinserción Social Femenil número 16 ubicado en el municipio de Coatlán del Río para exigir mayores medidas de seguridad, tras la emboscada donde murieron cinco personas en Puente de Ixtla, hechos ocurridos el viernes pasado.

Fue alrededor de las 07:30 de la mañana de este lunes 13, cuando se concentraron más de 50 personas entre ellos personal administrativos y de seguridad y custodia, cuando realizaron un paro laboral, ante la incertidumbre de seguridad por parte de las autoridades federales.

De acuerdo con un grupo de trabajadores presumen que el ataque a sus compañeros pudo ser, derivado a que una de las reclusas solicitó en su momento medidas de favoritismo al interior del CEFERESO; situación que se les negó y pudo ser este motivo, las agresiones en contra de sus compañeros.

En entrevista, con Yoshimir Valdés exigió a las autoridades federales mayores medidas de seguridad durante sus traslados, debido a que luego de que fueran amenazados sus compañeros, la Federación los dejó sin las suficientes medidas de seguridad e integridad de sus compañeros quienes eran originarios de Sinaloa, Coahuila y Estado de México.

“No estamos pidiendo nada de lo que nos puedan dar, nosotros somos personas trabajadoras, no venimos a robarnos nada, ni abusamos a nadie, y nuestros compañeros fueron víctimas de la inseguridad que aqueja en este país, se siente muy feo, no podemos evitar sentir miedo de salir de la casa para venir a trabajar, pero me da gusto que vengan mis compañeros unidos, exigimos seguridad en nuestro medio de transporte, que se respeten nuestros derechos y que a todos nuestros compañeros caídos se haga justicia”.

El jurista denunció que desde el inicio del nuevo gobierno a través de su estrategia del Plan de Seguridad, hoy en día les han quitado muchas de sus prestaciones principalmente al erogarlos en el seguro de vida.

Sin embargo, durante su protesta, los más de 50 trabajadores administrativos realizaron un homenaje a sus compañeros caídos en la balacera que se registró el viernes pasado; dónde con velas y pancartas exigieron justicia y apoyos económicos para sus familias quienes tenían un sustento económico.

Por ello, mencionaron que durante este lunes realizarán un paro de labores una vez que los encargados del Centro Federal de Reinserción Social Femenil número 16; puedan darles una solución.

“Solicitamos enérgicamente que se sancione a los responsables, que se apoye económicamente, jurídica y legal a los familiares de los compañeros caídos y heridos, cubriendo en su totalidad sus gastos, así como la manutención de los menores huérfanos, además de que se realicen recontarte el seguro de gastos mayores ante el riesgo, así como una logística de seguridad en sus traslados y que no haya represalias en contra de nosotros ante la manifestación”.

Durante la manifestación, una de las víctimas del atentado aseguró que la mañana del viernes 10 de mayo, sus compañeros estaban esperando el autobús que los trasladarían al CEFERESO; sin embargo, al intentar subir fue cuando iniciaron los balazos, por lo que alcanzó a subir a gatas para hacerse la muerta.

“Cuando yo iba a subir en el autobús, vi a los encapuchados quienes realizaban disparos, subí a gatas y solo escuché a una compañera que dijo no, yo tengo hijos, al abrir los ojos estaba con cuatro disparos de arma de fuego, gritando por ayuda (…) El atentado fue en el día de las madres, y ella no tuvo tiempo de descansar porque estaba en un turno donde trabajaba más de 12 horas por cuatro días y así tener tres días de descanso”.

Señaló que ha sido excesivo el trabajo de los trabajadores del cefereso, debido a que a raíz del ataque no han implementado mayores medidas de seguridad al personal de administración y custodia.

Por su parte, Anel N quien es elemento de seguridad y custodia del CEFERESO número 16, solicitó al encargado de la seguridad a nivel nacional, Alfonso Durazo Montaño a que envíe más elementos, ya que sólo se cuenta con un total de 12 para la custodia de más de 900 reas de alta peligrosidad.

“Nosotros hemos sido víctimas de acosos, insultos verbales y físicos por parte de las reclusas, por eso le pedimos a las autoridades de Seguridad Nacional a que nos puedan ayudar mandando más elementos de seguridad, ya que nos rebasan en números”.

Cabe recordar que la mañana del 10 de mayo, un autobús del CEFERESO número 16 fue agredido por un comando armado, donde en el lugar al menos cinco trabajadores perdieron la vida y más de 10 resultaron lesionados por los disparos de arma de fuego.