dav

TAPACHULA, Chis.,6 de febrero de 2019.- El grupo de migrantes hondureños que fue llevado a las instalaciones del parque Francisco Sarabia o mercado la estación, dieron a conocer que no cuentan con un espacio o un albergue para permanecer de manera temporal, porque con los que se cuentan ya están saturados. Joel Moscada, quien viaja con ocho migrantes más, dio a conocer que buscan que la autoridad municipal, les otorgue un lugar seguro, porque desconocen a donde ir, ya que no buscan perjudicar a nadie.

sdr

“El llamado es que se compadezcan de nosotros y nos puedan darnos un albergue, donde podamos hacer nuestras necesidades, donde estemos seguros, porque en este lugar no sabemos si estamos seguros porque no conocemos, desconocemos si las personas que viven alrededor estén molestas”.

El migrante quien viaja con una joven y un menor se encontraba en el techado del parque Francisco Sarabia, al igual que otro numeroso grupo de centroamericanos, refirió que hasta este miércoles, nadie les había dicho nada

“ojala que nadie venga y no, nos quieran sacar de este lugar, como ocurrió en Tecún Úman, donde sacaron a las personas del parque” Moscada, manifestó que son personas honestas, que no buscan delinquir, sino permanecer de manera temporal y reunir recursos económicos para poder empezar su recorrido por territorio nacional vía terrestre.

“No hemos cometido ninguna acción, nosotros nos mantenemos bajo las reglas y normas de las autoridades, no buscamos hacerle daño a nadie y que tampoco nos agredan”

El migrante centroamericano, ya cuenta con su tarjeta por razones humanitarias que otorgo la Secretaria de Gobernacion (Segob) y forma parte de los miles de centroamericanos que ingresaron de manera legal, ordenada, segura y que acataron las leyes mexicanas en la frontera sur de México.

Asimismo, don Ricardo González Díaz, señaló que llegó al domo del parque de la estación, porque no contaba con un lugar digno donde establecerse. En el domo frente al mercado Soconusco, existen mujeres, niños y adolescentes, quienes tienen un techo para pasar la noche y cubrirse de los intensos rayos del sol. González Díaz, también es un migrante hondureño, que busca una opción de trabajo y permanecerá en la ciudad, en lo que reúne un poco de recursos para viajar al norte del país.

Cabe destacar, que las autoridades municipales, instalaron unas cuantas letrinas para que los centroamericanos puedan ser sus necesidades básicas, las cuales no cumplen con las medidas sanitarias.