TAPACHULA, Chiapas a 08 de julio 2021.- En medio de llanto, tristeza, coraje y la exigencia de justicia, sepultaron a las dos mujeres y una niña asesinadas el pasado martes con arma blanca en un domicilio particular en la colonia Nuevo Milenio.

Damaris y su hija de nueve años de edad, fueron despedidas por familiares, amigos y compañeras de los equipos femenil de futbol de las ligas May, Cafetales y Mayté en el campo conocido como Bancrisa.

El féretro de Damaris estaba cubierto con el uniforme de futbol del equipo Felinas, en el cual jugaba desde hace tres años y con quienes ganó un campeonato de liga.

En ese campo de futbol, a donde Damaris acudía a jugar cada domingo acompañada de su hija y su madre, portando la playera con el número nueve; sus compañeras rindieron un homenaje de cuerpo presente y una de ellas hizo el pase del balón hacía el ataúd que rebotó cruzando la meta. Karla Paola, representante del equipo de futbol Felinas recordó a Damaris como una mujer apasionada del balón pie la describió como una “linda persona y una gran jugadora”.

Entre porras y exigencias de justicia, el cortejo fúnebre siguió su camino hacia el panteón Jardín, donde fueron sepultados los restos de Damaris y su hija.