TAPACHULA, Chis., a 17 de marzo de 2020.- El gobierno de México suspendió la deportación de un poco menos de un millar de centroamericanos indocumentados que ingresaron a territorio mexicano por caminos de extravío, mismos que se encuentran privados de su libertad en diferentes cárceles migratorias en el sureño estado de Chiapas, luego de que el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei ordenó el cierre total de la frontera de ese país

Tan solo en la estacón migratoria Siglo XXI, considera la más grande en latinoamerica, se encuentran un poco más de 890 personas indocumentadas de Honduras, Guatemala, El Salvador, Cuba, Haití y de países de nacionales restringidas. Algunos de ellos, solicitaron la intervención del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) y de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) para que les otorguen documentos migratorias para que les permita enfrentar fuera de las cárceles la pandemia del coronavirus

De acuerdo con algunos familiares de los presos detenidos en la Siglo XXI. En las próximas horas podría registrarse amotinamientos p acciones de protesta por parte de los extranjeros quienes, se encuentran hacinados y sin personal suficiente para enfrentar cualquier eventualidad en relación con la pandemia

Según el presidente de Guatemala, Alejandro Giammanttei las medidas sanitarias que se impuso en su país, podrían levantarse en por lo menos 15 días, de acuerdo al impacto que se registre en ese país

Hasta el momento el Instituto Nacional de Migración (INM) perteneciente a la Secretaría de Gobernación no ha dado a conocer las medidas sanitarias ni de seguridad que aplicarán en las cárceles migratorias para evitar la posible muerte de migrantes en caso de ser contagiados por el virus del coronavirus