SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis., a 6 de diciembre del 2017.- El padre de la parroquia del municipio de Chalchihuitán, Sebastián López, aseguró que sigue cerrado el paso en el crucero Las Limas-San Cristóbal, por lo que la gente no puede  entrar ni salir del lugar.

Con respecto al acuerdo entre Chenalhó y Chalchihuitán, para abrir el camino respondió: “No es cierto que se haya abierto el paso, continuamos incomunicados, tan es así que él tuvo que ir a a Simojovel, a buscar un cilindro de gas, porque sigue tapada esta importante vía de comunicación, por nativos de Chenalhó”.

En entrevista telefónica, el sacerdote dijo: “hace 15 minutos me comuniqué con la gente de Chalchihuitán, intentaron pasar y no los dejaron los de Chenalhó, los regresaron, sigue la tensión e incertidumbre”

Es mentira la información del gobierno de Chiapas:  “la cosa sigue igual y mucha gente de Chalchihuitán está triste porque no puede salir ni tampoco entrar a Chalchihuitán”, señaló.

Ante esta situación, Sebastián López, hizo un llamado al gobierno estatal y federal, para atender este problema de forma inmediata porque están incomunicados alrededor de 20 mil habitantes de 37 comunidades de Chalchihuitán.

Y lo peor de todo  “es que no tenemos donde pasar los alimentos”, hay que dar una gran vuelta de varias horas para llegar a Simojovel, aunque reconoció que Protección Civil ha llevado ayuda humanitaria a los desplazados, pero la situación sigue tensa, insegura y muy preocupante, por lo que puede pasar cualquier cosa”

El representante de la Iglesia Católica, de igual forma confirmó que pobladores de Chenalhó retuvieron a funcionarios de Protección Civil y a gente de Chalchihuitán a quienes retuvieron y posteriormente liberaron a los retenidos