CUERNAVACA, Mor., 15 de abril del 2019.- El multihomicidio en un restaurante de Cuautla se trató de una venganza, “una situación entre el crímen organizado”.

Así calificó los hechos José Manuel Sanz Rivera, jefe de la Oficina de la Gubernatura, luego de lamentar los decesos de médicos y menores de edad. Además, negó que haya sido una agresión contra los comensales o los empresarios restauranteros, llamándolos a que “estén tranquilos” y que denuncien si han sido extorsionados.

A las agrupaciones de médicos y sociedad civil de Cuautla que han llamado a realizar manifestaciones en contra de la violencia, les pidió tener “una visión más amplia del tema” tomando en cuenta que se trató de una venganza.

El funcionario insistió, como en otros hechos delictivos, en la necesidad de la denuncia por parte de la población para combatir el crímen.