TAPACHULA,Chis.,15 de abril de 2019.- Un contingente de cerca de seis mil migrantes de El Salvador, Guatemala y Honduras avanza hacia el municipio de Huixtla con la intención de llegar a Estadaos Unidos

Empujando carreolas, cargando mochilas y botellas de agua, caminan sin cesar miles de mujeres, hombres y familias provenientes de los países de Centroamérica.

La pobreza, violencia, las pandillas, las altas tarifas de combustibles y la canasta básica ha obligado a dejar los países que un día los vio nacer y crecer.

Hoy, la necesidad de tener una mejor calidad de vida y darles un mejor futuro a sus hijos, los ha obligado a tener que caminar miles de kilómetros desde su origen hasta la frontera norte.

Muchos, se han quedado en el camino, otros han sido detenidos por agentes migratorios y una gran multitud avanza por la ruta migratoria con la esperanza de llegar a su destino sin importar los peligros.

La caravana conformada por niños, mujeres y familias completas salió está madrugada alrededor de las 2:30 de la mañana del parque central de Tapachula, donde descansó el fin de sana debido a las laceraciones, enfermedad en niños y cansancio de haber caminado 14 horas de Ciudad Hidalgo-Tapachula.
En varios puntos de la carretera, los extranjeros toman descansos, debido a 1u3 han caminado cerca de ocho horas.
Aún les restan cinco kilómetros para llegar a la caseta migratoria de Huehuetán.

Una decena de elementos de la Policía Federal orientan y custodian a los migrantes para que camien sobre al carril derecho de la carretera costera, así como que descansen y esperen a la kilométrica caravana