CIUDAD DE MÉXICO, 18 de noviembre de 2020.- Ante la falta de una normatividad que ocasiona que a los usuarios se les adjudiquen servicios que acepten por error, o por no contar con información, el senador Ricardo Monreal Ávila busca evitar prácticas abusivas en cajeros automáticos de las instituciones bancarias.  A través de una iniciativa, el líder morenista plantea adicionar un segundo y tercer párrafo al artículo 5 de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros y la fracción XVII Bis al artículo 106 de la Ley de Instituciones de Crédito. El objetivo es erradicar las prácticas abusivas que afectan los derechos y el patrimonio de los usuarios al utilizar estos dispositivos bancarios.  En México no existe una disposición específica al respecto, lo que ocasiona que al utilizar estos dispositivos bancarios, a las personas se les cobre un producto que no autorizaron, o que por error acepte un seguro o un crédito que difícilmente podrán pagar y del que no han tenido oportunidad de informarse, manifiesta en su propuesta el coordinador de la bancada mayoritaria en el Senado. El documento refiere que esa situación ha ocasionado que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef) atienda múltiples quejas presentadas por los usuarios que rechazan los servicios financieros que aparecen en pantallas emergentes de los dispensadores mencionados. Con adiciones a la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros y a la Ley de Instituciones de Crédito, Monreal Ávila busca establecer la prohibición de que las entidades bancarias que operen cajeros automáticos ofrezcan cualquier servicio a través de éstos, salvo que cuenten con el consentimiento expreso e informado de los clientes. De aprobarse dicha propuesta, las instituciones involucradas deberán informar a las personas usuarias los términos y condiciones de contratación de los productos financieros ofertados, disposiciones que también deberán aplicar a donativos realizados mediante cajeros automáticos. “Esto permitirá generar un entorno financiero en el que la buena fe y los derechos de las personas no sean vulnerados, eliminando prácticas abusivas que, en muchas ocasiones, inducen al error a los usuarios y acaban por afectar su patrimonio”, reitera el senador Ricardo Monreal.