¡EPIDEMIA FEMINICIDA

El escandaloso tema del feminicidio en México –epidemia criminal que está fuera de control–, irrita, incomoda y hasta enoja al presidente Obrador.

         Parece, incluso, que el presidente mexicano prefiere desaparecer el tipo penal de feminicidio, como si con ello se acabaran los casos escalofriantes de mujeres asesinadas por razones de género.

         Por eso, apenas el lunes 10 de febrero, el presidente López exigió a periodistas y paleros que acuden a sus “mañaneras” que ya no pregunten por el descontrol del feminicidio ya que, según dijo, la prensa dice muchas mentiras sobre ese fenómeno criminal.

         Así lo dijo: “está muy claro que se ha manipulado mucho sobre este asunto, en los medios, no en todos… los que no nos ven con buenos ojos aprovechan cualquier circunstancia para generar campañas de difamación, así de claro, de distorsión y de información falsa”.

Curiosamente, el mismo lunes, usuarios de redes difundieron el video del momento en que la policía de CDMX detiene, en flagrancia, al feminicida que el sábado previo descuartizó a su esposa Ingrid, frente a su hijo, luego de una discusión.

         ¿Por qué enoja a López Obrador el delito del feminicidio?¿Por qué el presidente apoya que el tipo penal desaparezca? ¿Por qué la indignación de Obrador se canaliza contra los medios? ¿Por qué minimiza la gravedad del feminicidio y dice que los periódicos mienten?

         Está claro que la irritación presidencial tiene que ver con la incapacidad de su gobierno –y de los floreros de su gabinete–, para atender y resolver uno de los reclamos más recurrentes en todo el país; el abandono de la seguridad para las mujeres.

         Y es que, al parecer, sus colaboradores engañan al presidente, sobre el gravísimo problema de la fiebre de feminicidios.

         Y si dudan basta recordar que, por ejemplo, durante los primeros nueve meses de gobierno de AMLO –enero a diciembre de 2019–, se cometieron 2 mil 833 feminicidios en todo el país.

Sólo en la capital es de escándalo la cifra de feminicidios: 98 mujeres asesinadas en todo 2019; ocho mujeres muertas en lo que va del 2020; y 22 ultimadas desde que se impuso en CDMX la alerta de género.

         Además, la ONU reveló que en México matan a 9 mujeres por día; es decir, se comete un feminicidio cada tres horas.

         ¿No es grave el problema? Quedas claro que es gravísimo.

         Y también es cierto que las mentiras no están en los medios y menos en los periodistas, sino en el gobierno y, sobre todo, en el mismísimo presidente.

         Pero tampoco es un tema nuevo. En por lo menos cinco entregas del Itinerario Político hemos documentado el tamaño de la mitomanía de Obrador, cuyas mentiras como presidente contabilizan hoy más de 20 mil, lo que supera por mucho al mentiroso Donald Trump y coloca al mandatario mexicano como el jefe de Estado más mentiroso del mundo.

         Empezamos el recuento desde el 10 de febrero de 2017 –a casi un año de la elección presidencial que llevó a Obrador al poder–, con una entrega titulada “AMLO, mentiras de puño y letra”, en la que reseñamos el mayor compendio de mentiras contenida en un libro, cuya autoría se acreditó a López Obrador:  “2018, La Salida. Decadencia y Renacimiento de México”.

         Se trata de un decálogo de buenas intenciones que, en rigor, son las mentiras en las que AMLO sustentó su campaña presidencial; mentiras que creyeron 30 millones de personas.

         Aquí el decálogo del engaño.

1. No aumentar impuestos y bajar el precio de la gasolina. 2. Producir en México toda la gasolina requerida. 3. Construir dos refinerías: Campeche y Tabasco, a un costo de 420 mil millones de pesos. 4. Lograr crecimiento económico entre 4 y 6 por ciento anual al finalizar 2024. 5. Reconfigurar las refinerías de Tula, Salina Cruz y Salamanca, con inversión superior a 50 mil millones de pesos.

6. Mejorar el nivel de bienestar y cambiar el estado de ánimo de los mexicanos. 7. Erradicar hambre y pobreza extrema en México. 8. Becas, apoyos a la población y obras con costo de 550 mil millones de pesos. 9. Que la compra del voto sea solo un mal recuerdo. 10. Hacer que la delincuencia organizada esté acotada y en retirada.

Según el El Financiero de entonces, el costo del decálogo de AMLO era de un billón 20 mil 400 millones de pesos ($1,020,400,000,000.00).

Hoy, a 15 meses de iniciado el gobierno de AMLO, queda claro que se trató del mayor engaño colectivo de la historia; mentiras que pocos quisieron ver en 2017 y 2018, firmado de puño y letra de AMLO y vendido como libro aspiracional.

Está claro que quien miente es el presidente Obrador.

¡Y sí, de nueva cuenta, el tiempo nos dio la razón!

Al tiempo.