PUERTO VALLARTA, Jal., 23 de noviembre de 2021.- Para el gobernador del estado Enrique Alfaro Ramírez, el asesinato de su antecesor, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, es un caso resuelto, pues ya se sabe quiénes fueron los presuntos asesinos y existen las órdenes de aprehensión en su contra. Lo anterior lo dio a conocer este martes en su visita a Puerto Vallarta, ciudad donde aconteció este homicidio en diciembre de 2020 y que a menos de un mes de que se cumpla un año siguen sin tener una sola persona detenida. “En el caso de mi antecesor, como lo ha informado la Fiscalía se ha identificado ya a los responsables. Hay órdenes de aprehensión giradas. Es un asunto que está resuelto en términos de quiénes son los responsables y se están buscando esperando poder detenerlos y hacer justicia”, señaló a la par de mencionar que le pedirá al fiscal Gerardo Octavio Solís que acuda al puerto a rendir un informe sobre las investigaciones de este caso.  De los 14 empleados del bar Distrito 5 (donde ocurrió el crimen), todos han sido liberados e incluso un sujeto que trató de extorsionar a los policías de investigación, ya fue sentenciado y liberado bajo las reservas de ley. Y es que en los últimos años Puerto vallarta ha atraído los reflectores debido a los hechos de alto impacto ocurridos en el destino playero tales como el asesinato del exgobernador, el la privación de libertad y posterior asesinato del empresario Felipe Tomes, así como el secuestro masivo de turistas y lo último, los marinos que fueron dejados a unos metros de su base naval luego de varios días de estar desaparecidos. “Vallarta es el más seguro y con menor incidencia delictiva del país y con mejores niveles de percepción ciudadana en materia de seguridad. Los hechos lamentables que han ocurrido tiene que ver fundamentalmente con la delincuencia organizada como todos lo saben, por su puesto que ha lastimado a Puerto Vallarta, a Jalisco”, expuso el mandatario.