MORELIA, Mich., 27 de noviembre de 2019.- La ilusión está de regreso. Con mucha fe y esperanza, aficionados de Monarcas Morelia piden al Creador por un victorioso paso de su equipo, durante una celebración eucarística dedicada al club de la Liga Mx.

Poquitos pero sinceros, los seguidores al conjunto michoacano acudieron al llamado de misa que el Templo de Fátima ubicado en la capital michoacana, realizó poco después de las 12 horas, para el inicio de una misa convocada a través de redes sociales.

“Pedimos por un buen desempeño de Monarcas Morelia durante la jornada de hoy.

Aficionados nos piden que nos unamos en oración para el buen paso del equipo en los juegos finales; el deporte sin duda, da alivio, da aliento y esperanza, además, en él, se ponen en práctica muchos valores que la iglesia nos enseña día con día.

Pedimos a nuestra señora de Fátima, para que ilumine a quienes deciden en la cancha. Pero también hagamos un pacto, si el equipo gana, aquí los esperamos ver de nuevo”, señaló el sacerdote, Alejandro Barajas.

Axel Sierra/Quadratín Deportes Con más de 30 años con la camiseta bien puesta del conjunto michoacano, Sonia Flores, pidió al Señor Jesucristo, para que el juego se celebre en paz y con el triunfo Rojiamarillo de 2-1. “Pienso muy positivo.

Mi equipo lo va a dar todo en la cancha, tengo confianza por como ha venido jugando, hoy vengo a misa para desear la mejor de las suertes sobre todo a los jugadores, y que haya mucha paz, que no se presenten problemas, que solo acudamos a apoyar al equipo.

Mi pronóstico es: hoy ganamos”, relató la también presidenta de la porra Furia Morelia. Desde Guadalajara, también acudió Luis Miguel Monzón, quien dijo que a pesar de lo complicado que luce la visita del León, esta seguro que pasará la Monarquía a las semifinales.

Axel Sierra/Quadratín Deportes “Tenemos la fe y la esperanza de ganar con 2-0, y después en León meter un golecito más. Hoy le pido al Señor para que el equipo salga en su día y que la afición arme una sola fuerza para hacer pesar el Morelos”.

En esta ocasión, las banderas y los tambores estuvieron ausentes, más no el fervor y la esperanza de alrededor de 10 personas que portaron la camiseta del equipo de sus amores, que se enfrenta este miércoles a las 19 horas, en el juego de ida los cuartos de final ante los Esmeraldas del León.