CIUDAD DE MÉXICO, 11 de enero de 2020.- En medio de críticas por la falta de refuerzos en la delantera, Cruz Azul perdió ante Atlas un juego que inició ganando y terminó con un futbolista menos.

Apenas a los tres minutos, fue ahogado el grito de gol azul, cuando luego de un tiro de esquina, remate flojo y en el área chica, Piojo Alvarado contrarremató a las redes, pero en fuera de lugar y el árbitro anuló el primero.

Catorce minutos después, cuando seguía presionando al frente, La Máquina pitó: tras recuperar una pelota en la salida rojinegra, Elías Hernández se acomodó y sacó una raya cruzada desde tres cuartos de cancha que el arquero Vargas tocó con las yemas de los dedos, pero no evitó que golpeará las redes para el 1-0. A los 21 minutos, tras tiro de esquina, Pablo Aguilar se levantó, cabeceó a un poste y falló en el contrarremate, puesto que solo, en el área chica y de zurda, mandó el esférico afuera.

Tras un gran arranque, Cruz Azul fue parado en seco y se quedó con 10, luego de que Orbelín Pineda fue expulsado tras pisar por detrás y en el talón a Ulises Cardona, al minuto 31.

Antes de terminar el primer tiempo, al minuto 44, Atlas empató, después de un centro por derecha, remate, rebote y disparo cruzado abajo del debutante Jeremy Márquez.

Iniciando el segundo tiempo parecía otro gol cementero, al 47′: Elías tomó la pelota en medio campo, avanzó a velocidad, entró al área, dribló a dos, disparó de parte interna al segundo palo, el guardameta Vargas se estiró cuan largo es y manoteó a tiro de esquina.

Al minuto 77, parecía que la Máquina sufría otra tragedia, puesto que tras disparo de Ignacio Jeraldino, Jaiber Jiménez la clavó de pecho en su portería, pero el árbitro anuló el tanto por fuera de lugar.

Y al final del juego, al minuto 88, luego de centro por izquierda e intento de remate de cabeza, Ignacio Jeraldino sacudió potente las redes de zurda para el 1-2 final.