MORELIA, Mich., 7 de junio de 2019.- El histórico guardameta de la Selección Mexicana, Antonio Carbajal, con cinco mundiales en sus guantes y una distinción histórica de la FIFA, cumple este 7 de junio, 90 años de vida. Carbajal es reconocido por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol como el mejor portero de la Concacaf del Siglo 20 y junto a Lothar Matthaus, Gianluigi Buffón y el zamorano Rafa Marquéz han sido los únicos futbolistas en participar en cinco copas del mundo.

Gianluggi buffón, Rafa Marquéz Su trayectoria con la Selección Mexicana comenzó en los Juegos Olímpicos de Londres 1948 y dos años más tarde formó parte del grupo que participó en el Mundial de Brasil 1950; a partir de esa justa defendió el arco mexicano hasta Inglaterra 1966.

Carbajal nació el 7 de Junio de 1929 en la capital del país y debutó el 2 de diciembre de 1948 con el Club España. Con el apodo del Cinco Copas, participó en 11 partidos en Mundiales.

Carbajal también fue entrenador de equipos del fútbol mexicano iniciando como técnico con el Unión de Curtidores, pasando con el León, Atleta Campesinos, con los que consiguió el ascenso a la Primera División en 1980 y cuatro años más tarde estuvo a cargo del Atlético Morelia hasta 1994.

La Tota guió a los michoacanos a su primer partido de liguilla en la cancha del Estadio Morelos en la Temporada 1990 – 1991. En ese entonces, disputó cuartos de final, frente a Pumas.

También entre su período como técnico de los michoacanos, se recuerda el episodio de la semifinal de 1988, cuando después de un 2-2 en la ida celebrada en el mítico Venustiano Carranza, para el juego de vuelta también se protagonizó otro empate dos. Sin embargo, la polémica se suscitó en los tiempos extras, dado que el partido terminó 2 a 2 (global 4 a 4), como ambos cuadros habían anotado 2 goles de visitante el encuentro tenía que definirse en la prorroga.

Morelia se puso en ventaja de nueva cuenta con gol de Ricardo Campos; pero poco antes del final sería Alfredo Tena el que empató el duelo a 3.

Ante el resultado, el arbitro, Miguel Ángel Salas, con evidente desconocimiento del reglamento, pitó el final del encuentro, el cual daba por ganador a Morelia debido a que se creía que el gol de visitante también contaba en los tiempos extras.

Hubo incertidumbre y caos dentro del campo, jugadores de América y Morelia que también desconocían la regla intercambiaban camisetas, los visitantes festejaban su pase a la final.

En ese momento, el técnico de América, Jorge Viera y su capitán Alfredo Tena increparon al silbante haciéndole saber que el duelo continuaba empatado y tenía que definirse en penales. Antonio Carbajal tampoco desconocía la regla, pero guardó silencio y ordenó que sus jugadores se metieran de inmediato al vestidor, para que el encuentro se diera definitivamente por terminado.

Poco tiempo después, salieron a cobrar los penales, en donde la historia no benefició a la escuadra purépecha y fueron eliminados.

Hace un par de años, en una carta que le escribió Antonio Carbajal a Ignacio Trelles, por su cumpleaños número 100, recordó que le aprendió bastante e incluso gran parte de su carácter, en donde lo sacó a flote con Morelia. “Puntualidad, exigencia, paciencia, sacar lo mejor del jugador, pero había algo diferente.

No tenía las palabras ni tu vocabulario, mi lenguaje siempre ha sido muy florido, grosero, pues, tú me conoces, mi palabra favorita era ‘¡Carajo!’…”. “O amenazaba a los jugadores de que, si no corrían, los echaba del equipo.

En ese aspecto éramos diferentes, pero en el planteamiento táctico muy similares, pues te lo aprendí”, en ese contexto se le recuerda una anécdota en la que corrió de un entrenamiento a Mario Mudo Juárez, e incluso, era tanto el chascarrillo contra él, que un partido le pidió a su auxiliar Roberto Biuri González que sacara al jugador moreliano del partido, pero este, se encontraba en la banca.