TAPACHULA,Chis.,22 de febrero de 2020.-Los derechohabientes de la clínica del ISSSTE, Doctor Roberto Nettel Flores, ponen en evidencia todas las deficiencias y carencias que existen en cuanto a los insumos, mobiliario, medicamentos, infraestructura y personal médico.

Joel Enrique Cruz Ríos, derechohabiente de esa institución, contó que el pasado 19 de febrero su esposa fue programa para que le realizarán una cesárea, pero a uno minutos de iniciar la cirugía el ginecólogo del ISSSTE la canceló porque el quirófano y el clima no sirve.

Y es que a pesar de llevar su control prenatal en el ISSSTE sin contratiempos, la programación de la cesárea fue porque la fecha de término se había cumplido, pero el drama para ellos comenzó después de las tres de la tarde del día 19 de febrero porque ahora su hijo corre riesgo.

Precisó que acudirá a los derechos humanos a poner su queja en contra del ISSSTE, porque ya son muchos casos de derechohabientes que se quejan por la presunta falta de medicamentos, cirugías postergadas y negligencia hospitalaria sin que existan sanciones.

Ni el director de la Clínica, Salvador Aceves de la Rosa, tampoco el administrador, Franklin de León Barrios, le han dicho a este derechohabiente que hacer, mientras el tiempo se le termina a su esposa e hijo.

Una solución que le plantearon las autoridades del ISSSTE, que al final resultó ser una burla, fue enviarlos a hospital general, donde al parecer ya se tenía todo listo para la cesárea de la señora, pero al llegar se toparon la mala noticia que no tenían espacio. Su única petición que le realicen la cirugía a su esposa y si la institución no tiene la capacidad para hacerlo, pues que los envíen a otra clínica con los gastos pagados.