PUERTO VALLARTA, Jal., 24 de mayo de 2019.-En plenos festejos del orgullo gay (Vallarta Pride) en Puerto Vallarta, un comandante de la policía del municipio fue suspendido de sus funciones al ser señalado de presuntos actos de homofobia y transfobia, según confirmó el alcalde Arturo Dávalos Peña.

El comandante Elio (V) fue separado de sus funciones hasta nuevo aviso, luego de arrestar a la empresaria Lorena Amor Barajas, de quien se habría burlado luego de detenerla y pasearla por varios minutos hasta llevarla a los separos de la comisaria vallartense.

Cuestionado al respecto, Dávalos Peña ofreció disculpas públicas a Lorena Amor, reconocida estilista vallartense e integrante de la Canaco Puerto Vallarta.

“Le pido a Lorena Amor a nombre del municipio, a nombre obviamente de mi cargo como presidente municipal una disculpa”, expresó Dávalos Peña, quien agregó que en el municipio de Puerto Vallarta se ha trabajado en el respeto a los derechos humanos a la comunidad LGBT.

“El comandante está separado del cargo mientras se hacen las investigaciones para las sanciones correspondientes” explicó Dávalos Peña, quien agregó que en respuesta, el comisario Misael López Muro se ha reunido con la agraviada para refrendar el respeto a la comunidad LGBT.

LA QUEJA Fue a través de sus redes sociales donde Lorena Amor Barajas realizó una publicación en la que acusa al comandante Elio de haberla detenido arbitrariamente, luego de haber cometido actos de homofobia y transfobia hacia su persona.

«La patrulla 336 que conducía el comandante Elio que me abordó sin ningún motivo alguno, solo argumentando que era revisión de rutina solicitando que me identificara, pero refiriéndose hacia mi persona como hombre, por lo cual mi reacción fue de sorpresa y molestia y aun así le solicite al elemento de seguridad de la manera más atenta respetara mi persona asegurándole y demostrándole que legalmente soy Lorena Amor Barajas Espinoza, más sin embargo se burló de mí y le pregunté por qué me trataba con homofobia y como una vil delincuente, a lo cual me respondió que para él era un hombre”.

Posteriormente, la mujer fue esposada y abordada a la unidad de policía, en la cual la habrían paseado por un término de una hora hasta llevarla a la comisaría.

“Con esto me doy cuenta que cualquier persona está expuesta a pasar por actos de homofobia y transfobia, nadie queda exento, no importa como vistas, como te veas, como hables, se trata de respeto y educación, eso es lo que falta a muchos de nuestros elementos de seguridad pública.

Con esto hago un llamado a nuestras autoridades y amigos que aún hay mucho por trabajar en el puerto que queremos», concluye Lorena Amor en su publicación.