SAN LUIS POTOSI, SLP., 14 de octubre 2020.- Los enfrentamientos entre grupos delictivos por la disputa territorial de San Luis Potosí han teñido de sangre a las cuatro zonas del estado en la primera quincena de octubre, sumando ya 46 violentos asesinatos (de hombres y mujeres), apenas 10 menos que los registrados en todo septiembre pasado.

Al momento la más escandalosa matanza ocurrió el cinco de octubre, cuando surgió la noticia de los 13 cadáveres dentro de camionetas en colindancias con Zacatecas, las víctimas murieron por disparos, y estaban apiladas dentro de las unidades sobre la carretera interestatal El Barril, que conecta a Villa de Ramos (San Luis) con Villa de Cos (Zacatecas), eran 11 hombres y dos mujeres, todos originarios de la vecina entidad.

.

La historia de letalidad en la región Altiplano comenzó el primero de octubre, cuando localizaron tres cuerpos masculinos en el tramo carretero Vanegas – San Tiburcio, todos ultimados mediante disparos de arma de fuego.

Al día siguiente en Ciudad Fernández -de la zona Media- un joven de 18 años fue privado de la vida en el camino que conduce a la comunidad de San Diego, y otro asesinato más ocurría en el barrio Los Ángeles.

Dos días después, el tres de octubre, en Vanegas fueron encontrados seis cadáveres encobijados, entre ellos el de una mujer, en la zona que colinda con Zacatecas.

El siete de octubre la violencia volvió a Matehuala, cuando un joven fue asesinado a disparos dentro de su domicilio, en el fraccionamiento Llano Azul.

ZONA METROPOLITANA

El primero de octubre en Ciudad Satélite un joven de 26 años fue ultimado a balazos sobre la avenida Panalillo; al día siguiente, cerca de las siete de la mañana, dos hombres de 24 y 29 años fueron rafagueados en la colonia Salinas de Gortari.

Para el tres de octubre en el fraccionamiento El Sauzalito, tres hombres fueron localizados sin vida con un mensaje delictivo a un costado; también en esa fecha un hombre fue baleado, en Villa de Zaragoza.

El cuatro de octubre se localizó a otro hombre encobijado en el municipio de Santo Domingo y en el mismo día -en San Luis Potosí- sujetos armados asesinaron a un hombre que transitaba por la calle Soto Marina, de la colonia Matamoritos; En la colonia Progreso -sobre avenida Fleming- fue ultimado a balazos otro individuo y durante la tarde del mismo día, reportaban un homicidio más sobre el altar a San Miguel Arcángel, en la colonia Santa Fe.

El seis de octubre, dos Policías Municipales de Soledad mataron a un hombre mientras trataban de repeler un ataque, al día siguiente en el fraccionamiento San Francisco de Asís en Soledad, un joven fue asesinado por sujetos armados que dejaron un mensaje del crimen organizado.

La noche del viernes nueve de octubre, otro Policía Municipal de Soledad y su pareja fueron víctimas de un ataque armado en el que ambos perdieron la vida, los victimarios viajaban a bordo de un automóvil Volkswagen color rojo.

El 10 de octubre en Ciudad Satélite dos hombres más yacían muertos por disparos de sujetos desconocidos.

Al amanecer del 11 de octubre reportaron que al exterior del centro nocturno Tavares (sobre la carretera 57) había una hielera de Oxxo con manchas de sangre, al acudir autoridades confirmaron que contenía una cabeza humana.

Más tarde encontrarían el resto del cuerpo -desmembrado- en un terreno baldío de Jassos.

Ese mismo día en la colonia Trojes del Sur, un sujeto que caminaba hacia su casa fue ultimado a balazos en plena calle.

El 13 de octubre en Fracción Rivera – de Soledad- fueron atacados dos jóvenes y uno perdió la vida en el lugar.

Finalmente, esta mañana en la colonia Las Piedras -de la capital potosina- localizaron a otro joven ultimado a disparos y con el cráneo destrozado.

CRIMEN EN LA HUASTECA

Un delito que sacudió a la región Huasteca, el tres de octubre, fue el homicidio del ex regidor del Partido Acción Nacional (PAN), Alberto Zúñiga Herverth, quien fue localizado sin vida al exterior de un domicilio sobre la carretera México-Laredo, de la delegación El Pujal, Ciudad Valles.

Hombres armados llegaron a este sitio cuando bajó de su vehículo y abrieron fuego, aunque se montó un operativo de búsqueda, no dieron con los responsables.

Con estos 45 homicidios apenas a la mitad del mes de octubre es posible que se rebasen los 55 ocurridos durante todo septiembre pasado, con todo y que las autoridades argumentaron que San Luis Potosí era “tiradero” de cadáveres para los grupos delictivos de Zacatecas y que ponderaron operativos coordinados para cuidar las colindancias.

«La inseguridad está en todo el país», reitera el Secretario de Seguridad.

El secretario general de gobierno, Alejandro Leal Tovías, solo atina a comentar que las muertes, encobijados, asesinatos violentos y demás clima de inseguridad se atribuye la disputa que mantienen los grupos delictivos por el control de la plaza.

Y el discurso que usa el secretario de seguridad pública, Jaime Pineda Arteaga, no dista mucho, pues reiteradamente se excusa argumentando que la inseguridad que vive San Luis Potosí, la vive todo el país.

Por otra parte, el general titular de la XII zona militar , Guzmar Ángel González Castillo, ha señalado la presencia de cuatro organizaciones criminales que operan en el estado y se disputan el territorio.

Y quien guarda silencio respecto de la violencia e inseguridad que ha ganado terreno en San Luis, es el gobernador, Juan Manuel Carreras López, quien desde el mes de marzo no da una declaración al respecto, delegando explicaciones al Secretario General de Gobierno y su gabinete de seguridad.