GUADALAJARA, Jal., 22 de mayo de 2020.- Un juego de futbol desató una pelea en el interior del Reclusorio Preventivo Estatal de Puente Grande, dejando como saldo 7 personas muertas por golpes y arma de fuego, confirmaron este viernes las autoridades de Seguridad de Jalisco.

Por la mañana se registró una intensa movilización fuera y dentro del penal, luego de que se reportara una pelea campal entre internos, donde se registraron balazos.

A la llegada de los antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado lograron controlar la situación y resguardar a los internos en sus respectivas habitaciones; sin embargo, la situación no fue la misma para 16 internos, ya que 7 no presentaban signos vitales y 9 se encontraban lesionados; 2 por arma de fuego y 6 por golpes.

Así lo confirmaron las autoridades estatales en una rueda de prensa realizada por la tarda, en la que intervinieron Macedonio Tamez Guajardo, coordinador del Gabinete de Seguridad en el Estado, Juan Bosco Pacheco, Secretario de Seguridad del Estado, José Antonio Pérez Juárez, director de Prevención y Reinserción Social y el Fiscal del Estado, Gerardo Octavio Solís.

En primera instancia Macedonio Tamez tomó la palabra para anunciar lo pormenores de lo ocurrido en el Reclusorio de Sentenciados en Puente Grande, dando paso a para que Juan Bosco Pacheco informara a la ciudadanía.

El Secretario de Seguridad del Estado señaló que fue mediante vía radio donde se les informó lo que estaba sucediendo al interior del penal y de la misma manera le solicitaban apoyo debido a los actos violentos que se desarrollaban, realizándose de inmediato el traslado de unidades estatales y municipales para prestarles el apoyo.

Bosco Pacheco informó que a su llegada al centro penitenciario ya se encontraba todo bajo control por parte de los mismos custodios.

La palabra fue cedida al director de Prevención y Reinserción Social, José Antonio Pérez Juárez, quien detalló que él se encontraba en el interior del reclusorio realizando una labor de inspección sobre los cercos sanitarios cuando escuchó una detonación de arma de fuego y fue entonces que le informaron que se registraba una riña en el área de sentenciados por lo que de inmediato acudieron con el respectivo equipo de seguridad, hasta el lugar referido.

En primera instancia se resguardó al personal administrativo que labora en el centro penitenciario y posteriormente, vía radio informó al Secretario de Seguridad para que les prestara el apoyo.

Pérez Juárez dejó en claro que nunca hubo intento de motín y que todo fue entre internos, por lo que lograron asegurar a 5 presuntos causantes de las agresiones contra los lesionados y fallecidos, de la misma forma descartó alguna disputa por el control del centro penitenciario.

Sobre los hechos se informó que fue mientras se disputaba un partido de futbol donde un grupo de sujetos agredieron a otros internos lo que provocó que más recluidos intervinieran para defenderlos, ya que consideraban que era algo injusta la agresión ya que supuestamente los agredidos no eran personas que causaran problemas, en la trifulca murieron los agresores.

Sobre los resultados tras la riña informaron que se contabilizaron 7 personas muertas, 3 por arma de fuego y 4 por golpes, 9 internos resultaron lesionados, y se logró la captura de 5 de los agresores, también se decomisaron 2 armas de calibre corto y un artefacto explosivo.