MORELIA, Mich., 14 de enero de 2020.- Ante el auge del delito de extorsión en el estado, el Ejecutivo estatal propondrá al Congreso del Estado una reforma al Código Penal para que se reclasifique y se sancione como un delito contra la seguridad personal. El director de la Consejería Jurídica del Gobierno del Estado, Lenin Sánchez, informó que ya se está trabajando la iniciativa con la que se propone que la pena corporal sea de ocho a 12 años de cárcel, y la ampliación del abanico de agravantes. En ese abanico de agravantes se incluye el intento de extorsión, ya sea por teléfono, internet o con un arma, así como el perfil de las víctimas, como pueden ser personas vulnerables o de la tercera edad. “Pedir dinero, bajo la amenaza de hacer daño a algún familiar es una práctica recurrente y su pena es de las más leves, seis meses de prisión, y por eso los señores andan extorsionando quitados de la pena”. La preocupación es que muchos michoacanos reciben llamadas que, por lo general, se realizan desde los centros penitenciarios, pero hay personas afuera que ayudan a cometer ese delito y las penas actuales no desalientan su comisión, porque son muy leves. También, consideró que la visión de los jueces es que se trata de un delito patrimonial y por ello la necesidad de reclasificarlo y que sea visto como un delito que atenta contra la seguridad de las personas y no solo de su patrimonio.