TUXTLA GUTIÉRREZ., Chis., 8 de octubre de 2014.- El secretario de gobierno en el estado de Chiapas, Eduardo Ramírez Aguilar, aseguró que la situación en Iguala donde 43 normalistas rurales se encuentran desaparecidos por policías municipales, es una alerta para todo el país y municipios de cuidar la elección de sus autoridades.

“Vamos a ser de manera muy escrupulosos porque en la contratación deberán ser 100% chiapanecos, tener muy bien ubicados la residencia de cada uno de ellos. Hoy tenemos que ser más rígidos, esto es una alerta para todo el país, para todo los gobiernos de las entidades federativas, para todos los municipios, cuidarnos, proteger tanto a la sociedad”.

El gobierno del estado de Chiapas, lamentó los hechos ocurridos a los normalistas de Ayotzinapa, Guerrero que el pasado 26 de septiembre fueron atacados por elementos de la Policía Municipal de Iguala dejando como resultado oficial seis muertos y 43 desaparecidos.

Además el encargado de la política interna en la entidad del sureste, mencionó que existen municipios que no han cumplido con la certificación de sus elementos de seguridad, como el caso de Comalapa que no certificó a ninguno.

“En la parte de seguridad pública, algunos ayuntamientos no han acudido al llamado para certificar a su cuerpo de seguridad pública municipal, estos elementos, sin duda, tendrán y han sido dados de baja del Sistema Nacional de Seguridad, por consecuencia mantenerlo y sostenerlo es motivo de un incumplimiento a loa norma jurídica”.

Así mismo garantizó la seguridad de las marchas en protesta por la situación en la entidad guerrerense las cuales iniciaron desde la mañana de este miércoles en diferentes puntos de la geografía chiapaneca.

Hizo un llamado a los 122 presidentes municipales de la entidad de mantener una agenda de seguridad sobre todo en aquellas ciudades donde puede existir grupos ligados a la delincuencia organizada o común.

Esto lo dijo en el contexto de las investigaciones que se realizan en Guerrero donde se maneja la hipótesis de que los mismos efectivos de la Policía Municipal estaban relacionados con el grupo de la delincuencia organizada, identificados como “Guerreros Unidos”.

Negó que existan identificados municipios específicos donde se tenga detectada presencia del crimen organizado, sin embargo, recordó que en casos como Tapachula existe un reforzamiento de la seguridad con la llegada de la Gendarmería del Gobierno Federal.