TAPACHULA, Chis.,31 de julio de 2020.- Trabajadoras sexuales de origen migrante, mantienen las medidas sanitarias para poder desarrollar el trabajo sexual en la vía pública.
Ana Rodas, una mujer de origen hondureño, contó que además de realizar las pruebas de VIH y Sífilis, han incrementado sus cuidados con preservativos en esta pandemia del coronavirus, ya que buscan brindar el servicio, pero con acciones preventivas.


“Para nosotras estar realizando pruebas cada 90 días nos da seguridad y cuidar a los clientes para poder seguir ejerciendo el trabajo sexual, porque si sabemos que estamos sin ninguna enfermedad e infección que pudiera afectar nuestra salud”.
Y es que dijo, que en los últimos días como ya ha disminuido los contagios de Covid-19, han empezado a tener un mayor numero de clientes a diferencia de los dos meses anteriores que había caído su actividad hasta en un 90 %

De momento, refirió que no se ha detectado a ninguna mujer que ejerce el trabajo sexual que tenga síntomas o casos positivos de Covid-19 en el centro de la ciudad o en las zonas donde desarrollan sus actividades.
Como Ana Rodas, decenas de mujeres enfrentan esta pandemia utilizando cubrebocas, gel antibacterial y el uso obligatorio de preservativos.
Además, reciben orientación y despensas en la Organización Brigada Callejera Elisa Martínez, donde acuden a realizar sus pruebas rápidas de sífilis y de VIH