MORELIA, Mich., 3 de octubre de 2021.- En la ruta de la nominación presidencial, Ricardo Monreal acepta que no es el consentido de Palacio Nacional, pero advierte que en una elección primaria, a la buena, ganaría a los alfiles del Presidente y obtendría la candidatura.

Y desde ya, profetizó: “si hay exclusión, habrá división. Si no hay apertura, habrá ruptura”. “No soy club de corcholatas ni me considero así. Me exceptúo. Soy un hombre serio, que le dice al pueblo de México que soy un aspirante normal que estoy en plena lucidez mental y excepcional estado de salud y en total acumulación de experiencia”, dijo. Hábil, el zacatecano dio por un hecho que no cometerá suicidio político ni irá contracorriente a los designios de Palacio Nacional.

Eso sí, advirtió que se someterá a las reglas internas de Morena y ganarles a la buena a las dos cartas vistas hasta ahora: Claudia Sheinbaum, empujada por el tabasqueño, y el canciller Marcelo Ebrard. “Estoy seguro que en elecciones primarias como las de Michoacán y todos los Estados, puedo ganar”, aseguró. -Parece que esa película la viviste hace tres años. Eras el prospecto más fuerte para la Ciudad de México y salió de la manga la señora Sheinbaum.

Y ahora, parece repetirse el escenario: te perfilas como el más fuerte, pero todo apunta a que será nuevamente Claudia…- interrumpe Francisco García Davish, Director General de Quadratín. ¡No¡, acota. “Voy a ganarle a la buena. Hace tres años no fue el preferido.

La encuesta, la del partido, me sepultó, aunque las otras 21 encuestas me daban como favorito”. Y más firme, el líder senatorial lanza: “hoy el pueblo de México puede considerar el elegido.

Es decir, puedo no ser el consentido, pero el pueblo puede tomarme como el elegido. Estoy tranquilo. Actúo con mucha serenidad y sensatez. No voy a precipitarme. No voy a pelearme con el Presidente de la República, que es nuestro principal activo. No pretendo cometer suicidio político, por el contrario: someterme a las reglas de Morena y ganarles a la buena”, previó. Pese a no estar en el ánimo presidencial, Monreal destaca la cercanía con el tabasqueño, a quien acompaña desde hace 23 años y con quien fundó lo que hoy es Morena.

A pecho abierto, se declara militante, simpatizante de la 4T y aliado del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Machacó: “no voy a pelearme con la historia. Lo único que quiero es profundizar el proceso del Presidente para continuar con el cambio de régimen político que nos propusimos hace tres años”. Ricardo Monreal fue entrevistado por el director de Quadratín, Francisco García Davish, cuando acudió a la asunción de Alfredo Ramírez Bedolla.

Ahí, presumió 40 años de trayectoria política, toda sin mácula, sin un solo señalamiento de corrupción. “No hay ninguna investigación por deshonestidad. Desde regidor, tres veces Diputado Federal, tres veces Senador, Gobernador de Zacatecas, Alcalde de la Ciudad de México. Y ningún señalamiento o denuncia”, apuntó.

Por eso, subrayó, me siento con la capacidad suficiente para encabezar un esfuerzo de millones de mexicanos hacia la búsqueda de la Presidencia de la República Ricardo Monreal insistió en que adelantar la carrera por la candidatura no fue la mejor estrategia, pues tiende a distraer la atención de los aspirantes, amén del desgaste que sufre la propia figura presidencial.