SAN CRISTÓBAL DE LAS, Chi., a 16 de octubre del 2016.- El obispo titular de la diócesis local, Felipe Arizmendi Esquivel, manifestó que es un giro histórico, la decisión que tomó el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, EZLN y el Congreso Nacional Indígena, CNI, de participar en las elecciones federales del 2018, con una mujer indígena para contender a la presidencia del país.

En rueda de prensa, tras la homilía dominical, dijo «me causó una grata sorpresa, que una mujer indígena, elegida por consulta en sus comunidades, contienda para ser presidenta del país».

El alto prelado de la iglesia católica, enfatizó que la decisión del EZLN, es un giro histórico, digno de ser resaltado y comentado, porque marca un camino legal e institucional para luchar por un cambio de rumbo en nuestra patria.

Aseveró que ya no es la lucha armada, ni sólo desahogos verbales y viscerales, sino una propuesta digna de ser tomada en cuenta.

Arizmendi señaló que celebra con aprecio, que el EZLN y el CNI, hayan optado por convertirse en una alternativa pacífica y legal, desde abajo y desde la izquierda, como dicen, para cambiar este país.

Expuso que hay otras alternativas y opciones, también de los partidos y de la sociedad civil, para que cada quien apoye la que le parezca más conveniente.

El religioso mencionó que la sola crítica al sistema y a los partidos no basta para lograr un cambio, es necesario ofrecer alternativas que tengan sustento en una capacidad de cambiar muchas cosas que están mal, con el apoyo Electoral de quienes están inconformes y quieren otro rumbo en la economía y en la política.

Dijo «animo a los ciudadanos a conocer, a analizar y, en su caso, apoyar la opción política que más le convenza, la que tenga más solidez y fundamentos, la que sirva efectivamente para que en el país haya más justicia y participación equitativa para todos.

Exclamó «que Dios nos ilumine, ahora que los preparativos para las elecciones, tanto nacionales como estatales, están ya en plena efervescencia.