Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Milena Mollinedo/Quadratín Chiapas

Rechaza obispo FAE, que SCJN apruebe matrimonio igualitario en Chiapas

Milena Mollinedo/Quadratín Chiapas
 
| 16 de Julio de 2017 | 16:51
 A-
 A+

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis., a 16 de julio del 2017.- El obispo Felipe Arizmendi Esquivel, mostró su desacuerdo en que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), haya dado paso al matrimonio entre personas del mismo sexo, a unirse legalmente bajo esta figura en el estado de Chiapas.

En conferencia de prensa aseguró que no es homofobia a quienes tienen tendencias homosexuales, pero matrimonio sucede solo entre un hombre y una mujer que se aman a estar abiertos a generar nuevas vidas.

Luego de que el máximo tribunal del país inválido los artículos 144 y 145 del Código Civil de Chiapas al considerar que violan los derechos consagrados en la Constitución.

“Se abre más la puerta para que personas del mismo sexo se unan legalmente en lo que pretenden llamar matrimonio. Eso no es matrimonio en su sentido natural”, así expresó su rechazo Arizmendi Esquivel.

Aseveró que un hombre no puede fecundar a otro hombre lo mismo que una mujer no puede fecundar a otra mujer.

Esto no es un verdadero matrimonio, pues la misma raíz de esta palabra implica maternidad, cosa imposible entre dos hombres o dos mujeres, externo’.

Para el colmo de la Iglesia católica, esta decisión fue por iniciativa de una ministra chiapaneca, a lo que el obispo manifestó “¡vaya nuevo golpe a la institución matrimonial!.

El religioso dijo el artículo 144 decía que el objetivo del matrimonio es la perpetuación de la especie humana. Y el artículo 145 definía el matrimonio como la unión sólo entre un hombre y una mujer.

Estas decisiones de la Corte son inapelables, no queda más remedio que reconocer su decisión
Pero no por ello estamos obligados a a concederles toda la razón, finalizó.