TAPACHULA,Chis.,25 de junio de 2019.-El albergue temporal de la Feria Mesoamericana, ubicada al sur de esta localidad, se ha convertido en un calvario y una prisión para los migrantes de África y Haití que llevan semanas en espera de sus documentos migratorios.

Imágenes dramáticas se pudieron observar esta mañana, cuando un muro de elementos de la Guardia Nacional, federales y guardias privados impidieron la salida de los extranjeros.

Una mujer haitiana, se acostó debajo del portón principal y suplicaba ayuda para ella y un hijo de un año de nacionalidad chilena.

Los migrantes se mantenían sentados, acostados y otros tirados sobre el piso gritando ¡Libertad,  Libertad, libertad!

El grupo de al menos 300 extracontinentales exigen servicios de salud, agua, alimentos y su documento de salida que les permite trasladarse  por 20 días a la Frontera Norte.

Este amotinamiento se da por desesperación de los migrantes de no obtener una respuesta a su solicitud de tránsito libre por México y estar encerrados en condición inhumanas en esta extensión del albergue del INM.

El lugar fue reforzado por elementos de la Secretaría de Marina con brazaletes de la Guardia Nacional, Gendarmería y autoridades estatales que montaron un perímetro sobre este albergue temporal.

Hasta las 10:00 de la mañana,los migrantes extracontinentales se negaban a ingresar hasta las instalaciones del albergue.