Tapachula, Chis., a 27 de marzo de 2020.- Grupos paramilitares mantienen bajo fuego a pobladores de las comunidades indígenas de Xuxchen y Cocó, quienes se desplazaron a las montañas para resguarda sus vidas.

El presidente municipal, Adolfo López Gómez a través de un mensaje de audio, informó que los grupos armados realizaban disparos hacia la carretera que comunica de Xuchen y Cocó con la cabecera municipal de esa comunidad tsotsil.

Ante esto, hombres, mujeres, niños y adultos mayores huyeron a las montañas para evitar ser alcanzados por las balas.

Aldama y Chenalhó mantienen una disputa por 60 hectáreas de tierras, situación que ha provocado muerto y heridos de ambos bandos.

Indígenas acusaron que el gobernador Rutilio Escandón en vez de aplicar la Ley contra los agresores, permite que actúen de forma impune.

A mediados del mes, el gobierno de Chiapas detuvo al defensor comunitario de Aldama, Cristóbal Santiz, a quien el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas lo ha declarado preso político.