TAPACHULA, Chis.,8 de abril de 2020.-Efectivos de la Guardia Nacional recapturaron en la frontera de Talismán a 480 migrantes centroamericanos que fueron abandonados por personal del Instituto Nacional de Migración (INM) ante la negativa del gobierno de Guatemala de permitirles el acceso, lo que provocó inconformidad en los pobladores de este punto fronterizo ya que argumentaban que podría ser contagiados con el Covid 19

Los migrantes habrían e ser deportados a sus países de origen, provenían de Acayucan, Veracruz y Matamoros, Tamaulipas , algunos de ellos se amotinaron en el poblado fronterizo de Tenosique, Tabasco cansados del hacinamiento y miedo a ser contagiados con el Conavid 129

Ante el cierre de la frontera, personal de migración los abandono desde la mañana en la frontera de Talismán a los 130 guatemaltecos y 350 hondureños lo que provocó la inconformidad de los pobladores quienes aparentemente pretendía agredirlos

La situación obligó a intervenir a la Guardia Nacional y a los mismos elementos del Instituto Nacional de Migración (INM) quienes los encapsularon y trasladaron a la cárcel Siglo XXI

La frontera de Guatemala, se encuentra cerrada desde el pasado 17 de marzo para evitar la propagación del Covid-19, en ese país centroamericano, por ellos, los extranjeros quedaron varados del lado mexicanos.

Miguel Rasgado, habitante de la comunidad fronteriza, señaló que las personas extranjeras que rentaron servicios de baño, comentaron que fueron expulsados de Acayucan, Veracruz, por lo que lamentaron que el gobierno mexicano permita el transito de migrantes cuando la frontera esta cerrada desde hace un mes.

La presencia de los migrantes causó la molestia de los pobladores de la comunidad de Talismán, quienes taparon las calles con piedras y troncos, interceptando dos camiones en donde fueron trasladados los migrantes a este punto del país.

Los migrantes llegaron a este lugar por la madrugada de este miércoles en nueve autobuses que contrató el INM para su deportación a su país de origen, lo que causo la movilización de los comuneros para evitar que se dispersarán.

El migrante hondureño, Carlos Wilfredo, dio a conocer que el problema es que de la estación migratoria de Acayucan, Veracruz,  les dijeron que el gobierno de Honduras no respondía y no podían hacer nada y Guatemala no cede para abrir su frontera por el Covid-19 “y lo único que puede hacer México para ayudarles el dejarlos en la frontera de México con Guatemala”, indicó.

El extranjero, destacó que al llegar a la frontera en la comunidad Talismán, ya no los dejaron avanzar y el personal de migración, los obligo a subir a la fuerza a los camiones.

Aclaró, que los extranjeros en su mayoría hombres, pasaron por los filtros sanitarios ya que estuvieron de uno a tres meses encerrados en cuarentena, por lo que no hay peligro de tener la enfermedad del coronavirus.

Elemento de la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano se movilizaron a la frontera entre ambas naciones para controlar la situación y evitar que las cosas se salgan de control entre los pobladores y los extranjeros.

En ese lugar, agentes antimotines de la Guardia Nacional, los encapsularon y formaron vallas para que los extranjeros pudieran subir a las unidades.

Alrededor de las 10:00 de la mañana, grupos de migrantes en su mayoría de honduras subieron a los camiones del Instituto Nacional de Migración (INM), mientras que los se resistían fueron obligados a subir a la fuerza para ser llevados nuevamente a estación migratorias