TAPACHULA, Chis., 19 de febrero de 2021.- Desde que se aperturó el Hospital de Enfermedades Respiratorias de Sedena-Insabi Terapia Intensiva Tapachula, antes  clínica Issstech, ha brindado atención a 255 pacientes ingresados que han llegado con coronavirus.

El médico cirujano y asesor técnico del hospital Sedena-Insabi, Victor Salvador Perea Posada, destacó que se han logrado dar de alta a 50 pacientes egresados por mejoría, mientras que el resto son entre defunciones, traslados y altas voluntarias.

Actualmente se cuenta con seis pacientes encamados, de los cuales se tienen dos intubados.

El mando militar, abundo que las posibilidades de recuperación de una persona que es intubada con ventilación mecánica es bajas por lo que consideran darles soportes para no llegar a esa situación “si habido recuperación después de los que están intubados”.

Para que un paciente arribe a las instalaciones con esta enfermedad, debe ingresar al triage, generalmente el resto de las instalaciones de hospitales, Ciudad Salud y los centros de salud comunitaria hacen la coordinación directamente con el  personal del triage para que reciban al paciente, se evalúa y si tiene las consideraciones necesarias se ingresa, sino el estado se encargar de enviarlo a su casa con los cuidados necesarios.

Cabe destacar que la  Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), realizó este viernes la ceremonia de la placa condecorativa de “Miguel Hidalgo” en reconocimiento a las actividades del hospital de enfermedades respiratorias de la Sedena-Insabi terapia intensiva de Tapachula, para enfrentar la pandemia por Covid-19.

El mando militar, informó que este hospital trabaja en coordinación con las autoridades de salud y en conjunto cuentan con 30 camas para atención a pacientes con enfermedades respiratorias. 

La planilla de profesionales que trabajan cubriendo los turnos las 24 horas donde proviene de dos instituciones que son la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) con 64 y de salud del estado 29.

Abundó que enfrentar la pandemia del coronavirus, es un reto difícil, pero no imposible porque se ha tenido una coordinación con autoridades de salud, ya que ha permitido  abordar  la pandemia con todos los apoyos y el personal que se tiene.