TAPACHULA, Chis.,20 de agosto de 2019.- El Centro de Dignificación Humana en Tapachula, solicitó de manera urgente medidas precautorias y cautelares a favor de todos los migrantes de África, Asia y Haití quienes se encuentran al interior de la Estación Migratoria Siglo 21.

Este proceso se pide a favor de más de 350 familiares, amigos y migrantes que se encuentran privados de su libertad en este inmueble federal.

De acuerdo a Luis García Villagrán, las autoridades están obligando a los extracontinentales a pedir refugio en México cuando no quieren, “pues conforme a la Ley, solicitan la entrega del oficio de salida, después de entregarse de manera voluntaria a la estación migratoria siglo 21 como había ocurrido en la última década”

En un documento enviado a Pablo Abraó, secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y al presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, informó que en Tapachula, existen cerca de 400 migrantes, hombres, mujeres, niños de Angola, Camerún, Congo, Togo, Guinea, Mauritania, Ghana, Etiopia, Malí, Burkina Faso, Senegal, Eritrea.

El Centro de Dignificación Humana, informó a la CNDH y a la CIDH, que supuestamente los migrantes fueron engañados por autoridades migratorias quienes les expresaron que se entregaran voluntariamente a la Estación migratoria siglo 21 para que después de un tiempo perentorio se les entregara el llamado oficio de salida.

Y continuó:  tal y como lo marca la ley el reglamento caso contrario se les entrego una negativa a su solicitud de trámite, dando una interpretación errónea, a lo que por más de una década se había venido haciendo de parte del INM; además de que se les señala en todos los casos como apátridas lo que debería comprometer al Estados mexicano darles una regular estancia migratoria»

Caso contrario, las mismas autoridades migratorias INM les obligan, en contra de su voluntad ir a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) para que soliciten refugio o asilo político para que de ahí ya con la constancia de Comar ir a solicitar la cita a la oficina de regularización migratoria para después obtener la credencial o visa humanitaria única manera de seguir su recorrido a su destino que es la Unión Americana.

Con el inconveniente de que la cita para Comar es una espera de 30 días más menos, de igual manera la espera cita en la oficina de regulación del INM, es de más de 30 días, más el trámite, un total de como mínimo cuatro meses para obtener la visa humanitaria, porque definitivamente es poco posible que la Comar , les dé el reconocimiento de refugiados , y de ser una positiva esto sería en una espera, de mínimo seis meses.