SAN LUIS POTOSI, SLP., 4 de agosto de 2020.- Ya suman 73 muertos la explosión ocurrida la tarde de este martes en Beirut, además de tres mil 700 heridos.

Este incidente se presentó cuando un almacén del puerto de Beirut estalló por causas aún desconocidas, en el lugar había material explosivo confiscado hace años, el primer ministro libanes Hasan Diab ya se pronunció al respecto prometiendo a todo su pueblo que los responsables de esto pagarán el precio.

«Esta catástrofe no pasará sin responsabilidades, esta es una promesa a los mártires y a los heridos, por los hechos respecto al peligroso almacén que existía desde 2014», señaló sin dar más detalles.

El estallido del almacén en el puerto de Beirut se sintió en toda la capital y sus estragos siguen sumándose a la par de muertos y heridos.

El primer ministro solicitó la ayuda de los países amigos y hermanos del Líbano, que atraviesa por una severa crisis económica, el Ejecutivo por su parte emitió el luto nacional para este miércoles.

El responsable del almacén, el director de la Seguridad General libanesa, Ibrahim Abbas, afirmó que el ejército comenzó a movilizarse para habilitar las instalaciones hospitalarias para la atención de los heridos y la provisión de refugio a todos aquellos que se han visto desplazados por la deflagración, mientras que el presidente Michel Aoun convocó una reunión urgente del Consejo Superior de Defensa.

«Es una catástrofe, hay cadáveres en el piso, ambulancias se llevan los cuerpos», señaló mientras los medios locales difundieron imágenes de personas atrapadas en los escombros, algunas cubiertas de sangre, el mandatario comentó que sintió un temblor de tierra y después una enorme explosión que rompió los vidrios.