CIUDAD DE MÉXICO, 20 de enero de 2020.- Sorprende al líder de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal, que haya una desproporcionada reacción sobre la venta o rifa del avión presidencial contraria a cuando se compró. El coordinador del Grupo mayoritario en la Cámara Alta señaló en entrevista: “Nadie hubiera comprado ese monstruo en su sano juicio frente a la pobreza del país, ojalá y hubiese habido una reacción de la misma magnitud cuando compraron y cuando se excedieron desmedidamente de ese avión, con tanta pobreza en el país”. Ahora que el Presidente de la República busca fórmulas de deshacerse de la lujosa aeronave presidencial Boeing modelo 787-8, reprobó que surjan inusitadas críticas, memes y descalificaciones al primer mandatario. “Me parecen totalmente injustificadas, qué bueno que se deshaga el Presidente de ese gasto superfluo, de ese gasto impresionante, de ese gasto que es una ofensa al pueblo de México”, señaló al justificar la manera imaginativas con la que busca deshacerse del avión el Gobierno federal. “Yo compro, de vez en cuando, uno o dos cachitos de lotería”, respondió a pregunta expresa de si compraría un billete de la Lotería Nacional con un costo de 500 pesos. Aunque nunca se ha ganado nada, Monreal Ávila dijo que siempre le ayuda a los vendedores de Lotería Nacional, “porque son mis amigos todos los vendedores de lotería, a veces me insisten y les compro uno o dos cachitos, como una aportación personal a ellos”. El morenista señaló que la opinión de la gente que está en contra es respetable, pero el gobierno tiene que deshacerse de ese exceso y la mejor forma era venderlo, sin que se perdiera recurso entre la compra y la venta, “pero no puede usarse”. “Es un avión ofensivo, es un instrumento del gobierno que no es congruente con lo que pasa en el país, y me parece que el Presidente ha puesto la muestra en viajar en aviones de línea, en conducirse como un ciudadano más, en haberse desprovisto de tanta parafernalia, el haber hecho del gobierno un ejercicio humano, alejado de lo que anteriormente se hacía y cercano a la gente y al pueblo”, criticó al confiar que se sentará una base firme para en el futuro ningún Presidente se atreva a cometer los excesos del pasado.