CIUDAD DE MÉXICO, 23 de mayo de 2019.— El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, reiteró que no puede señalar a su antecesor Felipe Calderón por corrupción.

Luego de que el ex presidente michoacano le enviará una carta para solicitarle seguridad personal, por temor a ser atacado, afirmando que no tiene los recursos para solventar esos gastos con sus ingresos y que no robó un solo peso, López Obrador afirmó que no le toca a él juzgar.

«No puedo hacer un juicio, eso corresponde a todos y no se puede señalar a nadie si no se tienen pruebas, hay que indagar sobre esos hechos, no nos corresponde a nosotros, eso», dijo desde el Salón Tesorería en Palacio Nacional.

«Cuando fui opositor hice denuncias formales en contra de todos los gobernantes del periodo neoliberal, pero yo ahora tengo otro encargo y no puedo hacer juicios, como se dice en la Biblia, juicios temerarios», apuntó durante la conferencia matutina de este jueves.

López Obrador se limitó a señalar que debe ser «el pueblo sabio» a quien le toca juzgar el actuar de las pasadas administraciones.