Tabasco: no convenció presupuesto lopezobradorista de 51 mmdp

La llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la república había creado expectativas muy altas para Tabasco. Se esperaba que el presupuesto federal para el año próximo fuera muy, pero muy sustancioso. En algunos sectores se llegó a creer que, de 48 mil millones de pesos que fue el actual, podría acercarse a los 60 mil millones de pesos.

El Edén, junto a Campeche, ha sido de los estados más afectados por la caída en la producción petrolera.

La federación ha ido recortando sus aportaciones, al punto de que el gobierno estatal requiere de por lo menos dos mil millones de pesos para cubrir la nómina de fin de año de maestros y trabajadores del sector salud.

La tierra del presidente depende del presupuesto que le destina la federación.

Por eso el triunfo de López Obrador se consideró como lluvia de mayo.

En la elaboración del presupuesto 2019 del estado ya intervinieron las nuevas autoridades hacendarias.

Por eso el proyecto de presupuesto puede presentarse hasta el 15 de diciembre y no hasta el 30 de noviembre, como sucedía en los años que no había cambio de gobierno.

Será el tabasqueño quien lo presente ante el Congreso de la Unión.

Hay que decir que en la confección del presupuesto también participaron las autoridades del gobierno saliente, pero fue determinante la intervención del equipo de AMLO, según fuentes enteradas.

Es posible que a la entidad se le vaya a compensar con “apoyos extraordinarios”, que no son más que subsidios.

El PRI tabasqueño se mostró inconforme con el presupuesto de 51 mil millones de pesos para el año siguiente.

La directiva de ese partido emitió un comunicado en el que considera que sería “una profunda contradicción” que la federación no apoye a la entidad “teniendo por primera vez en la historia un presidente de la república tabasqueño”.

“Sería una terrible decepción para el estado que no se reflejara en el presupuesto que se tiene un presidente de la república originario de Tabasco”, dice el comité directivo estatal.

Según el boletín, el gobernador Arturo Núñez Jiménez declaró a los medios de comunicación que el presupuesto a ejercer en 2019 será de 51 mil millones y actualmente es de 48 mil millones de pesos, lo cual “equivaldría a un incremento de solo tres mil millones”.

La dirigencia priísta señaló que el aumento “resulta decepcionante para los tabasqueños, pues se esperaba un incremento de cuando menos 10 mil millones para poder cumplir con las expectativas que sembraron (los candidatos triunfadores) en campaña”.

De acuerdo con el Revolucionario Institucional, tan solo el sector salud requiere para funcionar cinco mil millones de pesos, pues todo el sistema “se encuentra colapsado”.

Por el lado de Morena, el partido que ganó la gubernatura el 1 de julio pasado, hay optimismo: para la construcción de la refinería en el puerto de Dos Bocas, en Paraíso, la federación invertirá en los próximos tres años unos ocho mil millones de dólares, lo que reactivará la economía del estado.

Además, en 2019 serán destinados 70 mil millones de pesos para rehabilitar el sector energético.

Se trata de montos considerables que no habrían llegado al Edén de no haber ganado López Obrador la presidencia, asegura un ex priísta que estará en el gabinete tabasqueño que el gobernador electo Adán Augusto López Hernández anunciará en los próximos días.

Ahora tenemos que prepararnos para administrar la abundancia, dice, en broma, recordando la frase del presidente José López Portillo.

PARA SU INFORMACIÓN…

LA ADMINISTRACIÓN DE Arturo Núñez está a punto de conseguir un salvavidas de parte del gobierno federal para cerrar sin inestabilidad social su gestión dentro de tres semanas y media.