CIUDAD DE MÉXICO, 22 de noviembre de 2019.- En una burlesca votación entre gritos y descalificaciones, emitida de viva voz a falta de tablero electrónico debido a estar en una sede alterna, el Pleno de la Cámara de Diputados avaló en lo general y particular de los artículos no reservados por 321 votos a favor y 78 en contra, el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 por seis billones 107 mil 732 millones 400 mil pesos.

Desde la sede alterna ubicada en Expo Santa Fe y después cuatro horas de discusión que, del debate serio que se esperaba, pasó a escenas grotescas donde, como en salón de clases con pubertos estudiantes de secundaria, Morena hizo uso de su amplio catálogo de frases descalificadoras contra sus adversarios.

La sorpresa de la noche fue el voto a favor que dio el diputado de Morena, Eraclio Rodríguez, líder de productores campesinos que se manifestaron, hasta el pasado fin de semana, afuera de la Cámara de Diputados en demanda de mayores recursos, y quien se había caracterizado por su rebeldía hacia la línea establecida en su propia bancada.

Incluso, durante las negociaciones que sostuvo con el presidente de la Jucopo, su compañero de bancada y coordinador, Mario Delgado, legislador declaró que no se debía ni al Presidente López Obrador ni a Morena, sino a los ciudadanos que habían votado por él; y este mismo día había señalado que votaría en contra del dictamen, lo que al final no cumplió.