La alianza PAN, PRI y PRD no tiene base ni narrativa

·     Equivoca su estrategia sin decir plan para la Cámara

·     Para colmo, los panistas renuncian a Aguascalientes

PAN, PRI y PRD no dan en el blanco.

Ni Sí por México, cuya aparición generó carcajadas en Palacio Nacional como otro Frenaa, apócope del Frente Nacional Anti AMLO.

No han logrado construir una narrativa para permear hacia su militancia en primera instancia y hacia los decepcionados y la sociedad en general.

Como Frenaa de Gilberto Lozano y Pedro Luis Martín Bringas, se han vuelto rudimentarios con consignas chatas hacia las próximas elecciones.

El frente cívico-empresarial sintetizó su lucha en una consigna atractiva pero imposible y además anti constitucional:

¡Fuera AMLO!

Los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD) tiene una lucha:

Arrebatar al partido del gobierno, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el control de la Cámara de Diputados.

¿Para legislar bien?

No, para contener al Poder Legislativo como sirviente del Poder Ejecutivo, como lo es desde el 1 de diciembre de 2018.

NO OFRECEN NINGÚN PROGRAMA

Basta escuchar los anuncios de PRI, PAN y PRD para darse cuenta de sus limitaciones.

Se lanzan contra un presidente obsesionado con el poder y con el control de todos los órganos del Estado, pero no centran su mensaje.

Las huestes de Alejandro MorenoMarco Cortés Jesús Zambrano no presentan un proyecto legislativo atractivo para la ciudadanía.

De esa manera se han puesto de frente para las críticas rutinarias en el sermón de la mañana a ciencia y paciencia de los órganos electorales.

No aprovechan los errores de Mario Delgado, Morena y las enormes divisiones de quienes lucharon en la izquierda y ahora parecen pirañas por el poder y el dinero.

O fallas garrafales como la del Partido del Trabajo (PT) de Alberto Anaya, quien olvida su sumisión al presidente y critica al gobierno.

Pregunta en sus spots si la gente “va a seguir permitiendo que estos políticos mañosos y corruptos” continúen con sus abusos.

-¿Vas a seguir permitiendo que estos tipejos sigan violando una y otra vez todos tus derechos…?

¿Acaso el PT y Anaya no son gobierno?

¡Vaya desmemoria! ¡Vaya cinismo para engañar!

Y EL PAN CEDE AGUASCALIENTES

Contra su discurso, la oposición parece interesada en entregar plazas.

Lo hace con divisiones y, sobre todo, con divisiones internas e imposiciones de abanderados sin arraigo a distintos cargos en el país.

Lea usted esta historia:

En Aguascalientes la alcaldesa de la capital, Teresa Jiménez, obtuvo libertad para impulsar un candidato panista a sucederla.

Colocó a Leonardo Montañez, su secretario de Desarrollo Social y sin duda buen hombre, pero sin arrastre en la calle.

Desestimó a Gustavo Báez, ex dirigente estatal panista y cuyo perfil es idóneo para oponerlo al morenista Arturo Dávila.

Los militantes azules de cepa ven en este empecinamiento la entrega de facto de Aguascalientes al partido propiedad del presidente de la república.

Y entre ellos corre la versión: la edil Teresa Jiménez pretende seguir su carrera política y lo haría más adelante… ¡a través de Morena!

En abierta traición a su partido político, dicen sus críticos, desde hoy se congracia con el poder federal y luego pasará la factura.

Favor con favor se paga.–