Dos Bocas: alguien miente…

Ayer el influyente diario británico Financial Times puso a circular una información sobre México que causó nerviosismo principalmente en Tabasco: el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, le dijo al medio extranjero que la administración de Andrés Manuel López Obrador va a retrasar la construcción de la refinería de Dos Bocas, pues los recursos que se le iban a destinar este año se meterán a la panza de Pemex.

Al menos en teoría, funcionarios federales tienen contemplado en tres años la edificación de la manufacturera de crudo.

Este martes a media mañana, en restaurantes y cafés políticos, la pregunta obligada era “¿ya viste la información de Hacienda?” referente a la supuesta prórroga para iniciar los trabajos en el puerto petrolero de Paraíso.

Portales de noticias del país le agriaron el desayuno a los hijos del Grijalva al reproducir la nota del Financial Times, la cual cita al segundo hombre de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público anunciando que los 2 mil 500 millones de dólares que se iban a aplicar en 2019 a la refinería, se usarán para incrementar la producción de Pemex.

«No autorizaremos (la construcción) hasta que tengamos una cifra final que no sea muy diferente de los 8 mil millones de dólares originales», señaló Herrera, según el periódico inglés; el funcionario federal dijo que la inversión prevista en Dos Bocas para este año «puede ir a la exploración y producción» de la empresa productiva del Estado.

La publicación europea señala que el servidor público mexicano hizo esos comentarios durante un viaje a Londres, en donde se reunirá con inversionistas.

El subsecretario de Hacienda añadió que el gobierno de López Obrador sostiene pláticas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otras organizaciones para negociar una nueva inyección de capital a Pemex.

La información de Financial Times fue desmentida ayer mismo por el presidente de la república, quien dijo en su rueda de prensa matutina que es muy probable que la licitación para la nueva refinería se anuncie el 18 de marzo.

Preguntado sobre la entrevista de Herrera con el medio financiero, López Obrador aseguró que se mantiene vigente la decisión de destinar 50 mil millones de pesos para la refinería.

«Ayer (lunes) hablé de que la inversión en Pemex crece en 40 por ciento con relación a lo que se invirtió el año pasado, y en el caso de la CFE también aumenta la inversión pública en 60 por ciento. Pero, adicionalmente, se cuenta con 50 mil millones de pesos para la refinería, aparte de lo de Pemex», explicó.

Agregó: «Sí tenemos presupuesto y es muy probable que se haga el anuncio sobre la licitación el 18 de marzo. Estamos muy bien y se va a construir la refinería, se va a terminar en tres años y va a costar de 6 mil millones a 8 mil millones de dólares».

También la secretaria de Energía del gobierno federal, Rocío Nahle García, salió a capotear la intranquilidad provocada por su compañero de gabinete.

El proyecto va en camino, dijo la responsable del sector.

“Creo que hay que escuchar al subsecretario para saber en qué contexto lo dijo”, expuso la funcionaria en entrevista con una estación de radio de la Ciudad de México.

Para Pemex, explicó, hay dos partidas extraordinarias que ya fueron autorizadas por los legisladores: una para exploración y producción, y otra de 50 mil millones de pesos para iniciar la construcción de Dos Bocas.

La veracruzana pidió que se cuide el costo de la obra para que no se duplique, y apuntó que la Secretaría de Energía cuidará con Pemex la licitación para que, una vez que se dé a conocer, el costo sea razonable.

La funcionaria expuso que el costo final de la refinería dependerá del tamaño, capacidad, ubicación y tecnología, pero dijo esperar que sea menor a los 8 mil millones de dólares proyectados.