“Servirse de un cargo público para enriquecimiento personal resulta no ya inmoral, sino criminal y abominable” – Cicerón

**Un resumen de una fichita tabascochiapaneco

El 15 de octubre del año pasado, este Acontecer escribió: “**Tabasqueño trácala en el equipo de transición de Rutilio. “Como parte del equipo de transición Rutilio Escandón Cadena presentó a Manuel Velasco al doctor José Manuel Cruz Castellanos y Margarita Aguilar Ruiz quien(es) se encargarán de la Secretaría de salud durante la entrega recepción por su acercamiento y buena amistad con Rosalinda Hernández esposa del Gobernador Electo y de Adán Hernández Gobernador (electo) de Tabasco forma parte de la primera secretaría que llega fortalecida al gabinete de transición de MORENA en Chiapas”… los amigos de este Acontecer recordaron que el susodicho Cruz Castellanos es un dechado de congruencia política pues ha sido priista, perredista, pevemista y ahora morenista y eso quizá sería lo de menos. Según el Portal de Buena Fuente, del 19 de Junio de 2013, empleados de la Jurisdicción Sanitaria en Pichucalco señalaron al jefe de la misma, Jesús Manuel Cruz Castellanos, de prepotente, déspota y de  tratar de despedir personal, así como de utilizar a su escolta para intimidar a los trabajadores, el utilizar el combustible  para viajar todo los días a Villahermosa, en una unidad propiedad de la secretaria de salud, en detrimento de los vehículos de servicio de dicha jurisdicción, asimismo se le ha criticado su falta de sensibilidad antes los casos de dengue que se han dado en la región, la muerte fetal, la falta de medicamentos en los hospitales y los centros de salud.” Hasta ahí la cita de esta columna.

Abundando en el tema, Saúl Galdámez, señaló en el portal “Informativo Chiapas” del 22 de junio de 2013 que el “recién nombrado jefe jurisdiccional (en Pichucalco) José Manuel Cruz Castellanos … en menos de 20 días de haber asumido el cargo ha causado el descontento entre la clase trabajadora de la zona norte. Este sujeto ha entablado fricciones al interior del gremio del sector salud, así como de desplazar de cargos estratégicos a personal capacitado, todo con el objetivo de… ordenar que no se realice el abasto de medicamentos en los diferentes centros de salud y hospitales de la región norte… así como de estar colocando en dicho nosocomio a gente originaria del estado de tabasco y desplazando la mano de obra de Pichucalco, lo que ha generado la molestia del gremio.

Para 2015 se fue al PVEM, proveniente de las filas perredistas donde estuvo afiliado por tres años, José Manuel Cruz Castellanos se hizo cercano a Rosalinda López Hernández, esposa de Rutilio Escandón, cuándo ambos fueron abanderados del Partido Verde, uno por el sexto distrito local y la segunda por la alcaldía de Centro (elección que ambos perdieron). Esto puso en evidencia la participación del entonces gobernador chiapaneco, Manuel Velasco Coello en las elecciones tabasqueñas con la designación de José Manuel Cruz Castellanos, jefe de la jurisdicción sanitaria con sede en Pichucalco, como candidato a diputado local en Tabasco.

Ya en los inicios del proceso electoral en el 2018, y alejado del Partido Verde, Cruz Castellanos, comenzó a trabajar en la promoción del voto a favor del entonces candidato de Morena al gobierno, Adán Augusto López Hernández, por lo que, tras su triunfo en Tabasco, se especuló que podría encabezar la secretaría de Salud en ese estado. Sin embargo, fue nombrado secretario de Salud en Chiapas en un aparente consenso entre Velasco Coello, Rosalinda López y Adán Augusto, por lo que a Rutilio Escandón no le quedó más que apechugar la propuesta de este fuerte padrinazgo encabezado por su antecesor, su esposa y su cuñado.

Hace pocos meses el abogado, y coordinador del Centro de Dignificación Humana A.C. de Tapachula, Luis Rey García Villagrán dijo que, según la Nómina Transparente de la Administración Pública Federal, el secretario de salud en Chiapas, José Manuel Cruz Castellanos, cobra por los trabajos de exploración y producción de PEMEX, con un puesto de ayudante de perforación, un sueldo bruto mensual de $42,879.00. Aclaró que los dato obtenidos fueron el resultado de la búsqueda del periodo de información del 16 al 31 de mayo de este año 2019, tiempo en que Cruz Castellanos ya era secretario de Salud en un estado ajeno al de él. Cosas de la doble moral en tiempos de la 4T.

Para no perder la costumbre, ahora ya como secretario de Salud en Chiapas, José Manuel Cruz ha recurrido a la vieja práctica iniciada en Pichucalco: la de despedir a trabajadores chiapanecos para contratar a tabasqueños, tal como lo señaló la semana pasada la diputada local del distrito XVI, con cabecera en Huixtla, Olvita Palomeque Pineda integrante de Comisión de Salubridad y Asistencia quién además denunció presuntos actos de corrupción por parte del actual secretario de Salud de Chiapas, al otorgar más de 60 millones de pesos en el mes de febrero de manera directa a la empresa de nombre “Medical Dvc S.A de CV” con domicilio en Atasta, Centro, Tabasco,

para el servicio de Inhaloterapia. Dijo que propondrá que el secretario de Salud sea llamado a comparecer ante los legisladores del Congreso del Estado, para que explique las razones del uso discrecional de recursos, los despidos y contrataciones de empresas y personas de Tabasco. Que la diputada siga esperando en su curul, ni la van a tomar en cuenta.

Las denuncias que se han hecho de hace tiempo en los medios de comunicación y la más reciente seguirán igual, no importa que sea cambio de régimen en la cacareada Cuarta Transformación, Cruz Castellanos seguirá campante como secretario de Salud en Chiapas. Es inamovible porque tiene buenos padrinazgos a quienes les debe lealtad, que es la que finalmente cuenta porque no importa si se es corrupto o ineficiente. Como bien anotó Giuseppe Tomasi di Lampedusa, en su obra El Gatopardo: “Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie». Así se las siguen gastando.

**Doble ganancia de MAVECO, la ASF le perdona desvíos y regresa al Senado

Después de haber solicitado un año de licencia, Manuel Velasco Coello pudo reincorporarse al senado después de que su suplente, Eduardo Murat solicitó una licencia a su cargo el martes de la semana pasada. Hay que recordar que dicha licencia fue polémica ya que primero pidió licencia para separarse del cargo de gobernador de Chiapas y rendir protesta como senador, y luego pidió licencia en la Cámara para terminar su mandato en la entidad, lo que pudo hacer después de que se hicieran cambios a la Constitución local. Todo ello fue gracias a la complicidad de los senadores de MORENA que se prestaron a este agravio en contra de los chiapanecos, haciendo a un lado lo que marca la Constitución en el artículo 125: “Ningún individuo podrá desempeñar, a la vez, dos cargos federales de elección popular, ni uno de la Federación y otro de un estado que sean también de elección, pero el nombrado puede elegir entre ambos el que quiera desempeñar”.

Al regresar de nueva cuenta como gobernador MAVECO se dedicó los últimos tres meses de su administración, con el visto bueno de Ya Saben Quién, a su deporte favorito, a malversar los fondos públicos para beneficio propio y de familiares y amigos.

Para el 2 de julio de este año, el portal digital Animal Político publicó un reportaje en el que dio cuenta de cómo “La Auditoría Superior de la Federación (ASF) perdonó al gobierno chiapaneco de Manuel Velasco desvíos por 685 millones de pesos que acabaron en una red de empresas fantasma. En tan solo dos días, la Auditoría —que hoy dirige David Colmenares— le dio carpetazo a una investigación que llevaba meses en proceso, en la que se habían encontrado diversas irregularidades y que, incluso, realizó la misma dependencia, pero durante la pasada administración, la de Juan Manuel Portal… el perdón de la Auditoría —ya con Colmenares al frente— se aceleró cuando se supo que en el Senado de la República se iba presentar un punto de acuerdo para que Manuel Velasco respondiera ante la ciudadanía por esos desvíos millonarios… detrás de ese perdón exprés que benefició a Manuel Velasco hay un entramado de corrupción y de simulación que permitió que 685 millones de pesos que debieron invertirse en empoderar a miles de mujeres pobres, acabaran en las cuentas de empresas fantasma.

Aún bajo la dirección del hoy ex auditor Juan Manuel Portal, la ASF inició en 2017 una investigación a la Secretaría para el Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres (Sedem) chiapaneca por la contratación de 26 empresas que debían proveer bienes y servicios relacionados con el programa social ‘Bienestar: de corazón a corazón’…la Auditoría detectó múltiples irregularidades en el gasto de los 685 millones que la Sedem pagó a las compañías que organizaron esos eventos, y las documentó en un informe que publicó en febrero de 2018. En ese informe, la ASF denunció que la SEDEM había adjudicado de manera directa —y no por licitación— contratos con 26 empresas bajo el argumento de que el gasto en servicios de mariachis, payasos y marimbas (animadores de los eventos), era una “causa de fuerza mayor” y una “urgencia” para Chiapas que no podía esperar a una licitación pública, en la que pudieran competir otras empresas. Además, la Auditoría visitó a las compañías contratadas y se encontró con edificios abandonados, despachos vacíos, y con direcciones inexistentes.

A pesar de este reportaje documentado por Animal Político de las corruptelas de Velasco Coello, ahora regresa al Senado como el superoperador estrella de AMLO para destrabar el tema de la revocación de mandato y según dicen sus panegiristas en los medios de comunicación logrando esta encomienda en diciembre se iría al gabinete de López Obrador.

En este país no importa el gobierno que sea, tricolor, azul o moreno, echan mano de personajes impresentables, corruptos (y mafiosos en algunos casos) pero que tienen fama de “operadores políticos”. Se supone que la actual administración federal iba a ser la excepción por su honestidad, transparencia y apego a la ley, desafortunadamente vemos que todo es parte de la palabrería, del atole con el dedo para los que siguen creyendo en los políticos, que si los hay con sus honrosas excepciones. Así que Manuel Velasco Coello sigue disfrutando de las mieles del poder luego de haber dejado un estado en quiebra, en el caos, sin obras de infraestructura, es el premio a la corrupción de quienes dicen combatirla.