CIUDAD DE MÉXICO, 12 de enero de 2020. — Margarita Langford, familiar de las víctimas de la masacre ocurrida el 4 de noviembre del 2019, exaltó el dolor que permanece por la violencia que se registró en un lugar que solía ser pacífico, ante el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Luego de agradecer al Jefe del Ejecutivo y miembros del Gabinete de Seguridad, acudir al Rancho La Mora este domingo, reconoció el dolor tan profundo que dejó ese ataque donde fueron asesinadas nueve personas y otras más lesionadas, entre mujeres y niños de las familias LeBarón y Langford.

“Gracias por estar aquí con nosotros en un tiempo tan doloroso para nuestra familia y nuestra comunidad, corazones quebrados, derrotados, y por culpa de la delincuencia”, expresó la esposa de David Langford.

“Personalmente no entiendo cómo puede morir tanta gente en un país tan lindo, con tan buena gente y con mucha riqueza”, apuntó.

Explicó que si bien nació en Chihuahua, tiene 20 años viviendo en esa región de la sierra de Sonora, por lo que no concibe que se haya desatado la violencia a esos niveles.

“Amo este país y me duele hasta el alma de pensar no poder vivir aquí, esta masacre nos ha dejado perdidos y destrozados, y le pido a Dios que no sea lo que define el destino de nuestra comunidad”, dijo.

“Le pido a Dios que le bendiga a usted Presidente, su Gabinete y también a nuestro país que amamos tanto”, concluyó Margarita Langford.

Por su parte, el presidente López Obrador aseguró que se mantendrán reuniones, para dar seguimiento a las indagatorias, la siguiente a más tardar en seis meses, es decir, a mediados de julio próximo.

“Nos vamos a seguir reuniendo para que no se olviden estos hechos lamentables y sobretodo que se haya justicia”, comentó.

“No lo puedo hacer en todos los casos pero trato de estar lo más que puedo con familiares de víctimas y sobretodo, estoy ocupado comprometido, me aplico en que las cosas mejoren en nuestro país, no con palabras sino de hechos”, afirmó.

Hizo votos por lograr la pacificación del país, pero sin el uso de la fuerza como lo ha dicho desde diciembre de 2018 cuando asumió el Poder Ejecutivo.

“Hay un nuevo paradigma, una idea, que pensamos que nos dará resultados, esa nueva forma de enfrentar la inseguridad y la violencia inicia con atender las causas que originan la inseguridad y la violencia”, indicó.

“Voy a regresar aquí a Bavispe, vamos a regresar porque hay un acuerdo general de autoridades, de la gobernadora de Sonora, de que hagamos algo especial, aquí en La Mora, lo primero la justicia, que se castigue a los responsables, que sea un ejemplo de que el que comete un delito es castigado”, mencionó.

Ofreció además edificar un monumento donde sucedió la masacre, “en memoria de las víctimas, de las mujeres y de los niños, que le hagamos también un reconocimiento especial a los que desde los primeros momentos a pesar del peligro decidieron ir al rescate de las víctimas, familiares y también por ejemplo el doctor de Bavispe, entre otros”.