SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis., a 31 de mayo de 2018.- Organizaciones de la sociedad civil acusaron a las tres instancias de gobierno, de ser permisivo y cómplice de la creciente violencia contra niñas, adolescentes, mujeres adultas y de la trcera edad; que ha dejado 57 casos de desaparecidos del 2017 a la fecha.
Durante una marcha, los integrantes de más de una veintena de organizaciones defensoras de los derechos de la mujerer; exigieron un basta a los feminicidios y desaparición de mujeres.


En un comunicado, indican que a más de un año de haberse declarado la alerta de violencia de género, las mujeres siguen sin condiciones de seguridad mínimas, que garanticen su vida e integridad.
Las activistas, recordaron que el 24 de abril se registraron dos feinicidios: entre los límites de las colonias La Isla y Barrio de Mexicanos encontraron el cuerpo de una mujer con señales de violencia física y abuso sexual, sin que las autoridades hayan aplicado el protocolo de investigación de feminicidio con perspectiva de género.
El segundo femenicidio se registró el pasado 9 de mayo, en la colonia La Nueva Maravilla, donde encontraron el cuerpo de una adolescente de 14 años, estudiante de la escuela secundaria General Miguel Utrilla.


De acuerdo al comunicado, de enero a la fecha se han registrado 14 femenicidios en esta ciudad, aunque un gran número la autoridad la ha considerado como muerte violenta.
A eso se suma expresiones de violencia machistas que van desde amenazas, agresiones, lesiones, homicidios dolosos, muertes sospechosas y secuestros en varias regiones del estado.


Abundaron que a pesar de haberse declarado la violencia de género para San Cristóbal, persisten omisiones que constituyen violaciones a los derechos de las mujeres, además que las autoridades se niegan a trabajar con perspectiva de género para brindar acceso a la justicia a niñas, niños y mujeres víctimas de violencia.
Ante esto, las organizaciones hicieron un llamado a las autoridades, para que en tanto se avanza en las medidas de alerta no incurran en omisiones y atiendan con debida diligencia los casos de violencia de género y feminicidios.