SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis., a 30 de diciembre del 2017.-El centro histórico luce limpio hoy de vendedores ambulantes, luego de la indignación de diversos sectores que protestaron contra el ayuntamiento por permitir se llene de carpas de plástico.

Indican que la orden vino de altas esferas del gobierno estatal que ordenó que dejaran limpio este espacio de monumentos históricos del siglo XVI.

Además porque San Cristóbal de las Casas es una ciudad turística catalogada pueblo mágico y con tantos vendedores los visitantes no se podían tomar fotografías libres de los puestos de vendimias lo que daba mala imagen a esta localidad.

Esto causó molestia en las vendedoras de antojitos y dulces, que se tuvieron que quitar antes de la fecha autorizada ya que el municipio les había otorgado el permiso del 26 al 2 de enero.

Estos vendedores acusaron a los locatarios  del mercado de dulces y artesanías de oponerse a que vendan en el centro.

Asimismo, el obispo Felipe Arizmendi Esquivel, había solicitado que la catedral quedara libre de estos puestos debido a la ceremonia de toma de posesión del nuevo obispo Rodrigo Martínez, el próximo 3 de enero.

Bajo presión de todos los que se inconformaron, el ayuntamiento pidió a los vendedores de fritangas que desocuparan plaza catedral y a un costado del parque central.