TAPACHULA, Chis,. a 10 de noviembre de 2018.- Me duele, no aguanto el dolor de estómago y cuerpo son las pocas palabras de Abraham Violante Mejía, un migrante salvadoreño de 32 años, quien por aguantar hambre se desmayó y fue atendido por elementos de la Cruz Roja en el parque central.

Cristian Hernández, migrante hondureño quien conoció a Violante Mejía en la travesía por Centroamérica, dijo que su caminata ha sido difícil y llegaron hace unos días a Tapachula, pero su compañero ha empezado a sufrir los estragos de los viajes.

Necesitamos dinero para poder llevarlo a un lugar donde lo atiendan, pero no tenemos, informó Cristian Hernández, el hondureño, quien abrazada a su compañero mientras se quejaba del dolor de estómago y cuerpo.

Los paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, revisaron sus signos vitales, los cuales se mantenían estables, sin embargo, otro de los migrantes insistía que debía ser llevado a un hospital

El extranjero, proveniente de Centroamérica, no pudo ser trasladado a una unidad médica o al hospital regional, porque se encuentran en paro de labores y no se cuentan con medicamentos y lo van a rebotar”.

Uno de los paramédicos de la Cruz Roja, aconsejo a uno de sus compañeros que lo abrazaba, a que lo trasladarán al centro de convivencias porque ahí existen médicos y medicamentos para los centroamericanos.